name='google-site-verification'/>

domingo, 6 de agosto de 2017

Benaocaz (Cádiz)


Benaocaz en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad gaditana de Benaocaz, situada al noreste de la provincia y dentro de los conocidos Pueblos Blancos
andaluces. Se encuentra en la zona más occidental de la Cordillera Bética, concretamente al sur del río Tavizna, en la Sierra del Endrinal. Su término municipal forma parte del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a excepción de la zona más occidental que está en el Parque Natural de los Alcornocales. Limita al norte con Grazalema; al sur con Ubrique; al este con Villaluenga del Rosario; y al oeste con el Bosque. Tiene una extensión superficial de 69,4 kilómetros cuadrados y está ubicada a 788 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2016, asciende a 694 habitantes.

Historia
La historia de Benaocaz se remonta a la época del neolítico, habiéndose encontrado restos en la Sima de la Veredilla y en algunas Cuevas de la Manga. También tenemos restos de presencia fenicia en las vegas del río Majaceite y de la época celta en la parte más oriental de su término
municipal. La presencia ibérica y romana está contrastada en diferentes yacimientos, especialmente en el antiguo camino del Arroyo Seco y de la Manga que unía la calzada romana entre Benaocaz y Ubrique. Es la invasión árabe la que conforma el actual entramado urbanístico de Benaocaz, siendo reconquistada por los cristianos en 1485 por Don Rodrigo Ponce de León y Núñez. Formaba parte de las Siete Villas: “Archite, Benaocaz, Aznalmara, Cardela, Ubrique, Villaluenga del Rosario y Grazalema”. A la muerte de Don Rodrigo Ponce de León, el 28 de agosto de 1492, los Reyes Católicos negocian la adhesión de las Siete Villas a la Corona de Castilla. Es en el siglo XVIII cuando Benaocaz alcanza una de las etapas de mayor prosperidad que se ven truncadas por las epidemias de finales del siglo y la guerra de la Independencia. En el famoso diccionario geográfico de Madoz de principios del siglo XIX podemos ver lo siguiente: “Benaocaz en vecindad con ayuntamiento en la provincia de Cádiz (a 15 leguas), partido Judicial de Grazalema (a 2), audiencia territorial y capitanía general de Sevilla (a 15), diócesis de ciudad de Málaga. SITUADA. En el centro de unas montañas al Este de Guadalete; tiene 1 Iglesia Parroquial en el centro de la población dedicada á San Pedro Apóstol, de segundo ascenso y patronato real servida por un cura y un beneficiado perpetuos, un teniente de cura y un sirviente de BENEFICIO temporales de nombramiento del diocesano. Y en los afueras 3 ermitas con la advocación del Calvario, de San Blas y de San Antón; un paseo delicioso con alameda que llama la atención por hallarse en medio de la sierra, varias fuentes abundantes, entre las cuales es notable una que además de ser caudalosa, es sumamente fresca en el verano y tibia en el invierno; y por último el lavadero de lanas de que hablaremos después. Confina el TERMINO con Villaluenga del Rosario, Ubrique y sierra de Ubrique; y en él se encuentran por el lado Norte el puerto llamado de don Fernando en el que la tradición asegura que hicieron parada los Reyes Católicos cuando la espulsion de los moros: entonces el bello sexo de esta VILLA entregó á SS. MM. las joyas de sus adornos para ayudar á la guerra, y desde aquella época hay en esle país el adajio "En Benaocaz la hembra lo más". En la propia dirección y á menos de una legua está sitúada la gran sierra del Pinar, en cuyo puntó se halla el famoso peñón de San Cristóbal, que es lo primero que se ve de España viniendo de América. Por el Sur el desaparecido Archite en cuyo paraje hay en el día una huerta que conserva el mismo nombre: á 1 /2 leguas de este, el castillo de Aguamara (sic, se refiere a Aznalmara) SOBRE una colina de arena gruesa, terrosa y parte pedregosa, el cual fue rehabilitado en la guerra de la independencia como punto interesaute y desde él se hicieron buenos servicios. En el día se halla arruinado, sin embargo de que tiene nombrado gobernador, que reside en Málaga á 3/4 leguas. Al O. hubo otro pueblo llamado Fátima, con un castillo que conserva el mismo nombre, y está destrozado; en diferentes sitios no lejos de la VILLA se encuentran cuevas, tan hondas y capaces, que parecen fabricadas a propósito: riegan el término Varios arroyos que solo llevan agua en tiempo de lluvia, escepto el llamado del Pajaruco que la mantiene siempre aunque con escasez, y pasa entre el desaparecido Archite y castillo de Asnamara (sic, se refiere de nuevo a Aznalmara), en cuyo tránsito tiene un puente de piedra llamado del Moro (llamado ahora el Ojo del Moro): el río Tavisna baña por la parte del N. la falda del repetido castillo por el lado del Sur se forma el nacimiento de agua llamado Moralejo muy abundante, en el que se ENCUENTRA el lavadero de lanas, para la fábrica de paños bastos del pueblo, cerca del cual se hallan los nacimientos llamados Fuente Grande y Castril que sirven ambos de lavaderos de ropa, y este último también para regar 5 huertas de arboleda y verduras, cuyos frutos son abundantes y gustosos. El TERRENO es todo áspero y sumamente pedregoso; los CAMINOS de herradura, aunque en muy buena disposición los que conducen á Cádiz y Ronda, PROD.: mucho monte de encina en cuyo fruto de bellota consiste la principal riqueza, y se mantienen numerosas piaras de cerdos, una fábrica de paños bastos y estrechos llamados de raja. COMERCIO: la venta del ganado de cerda, y la introducción de géneros y comestibles por los arrieros. POBLACIÓN: 861 vecinos, 3,176 almas CAP. TERR. PROD.: 4,620,200 reales IMP.: 225,512 reales CONTR.: 67,086 reales 27 m.reales. Esta vecindad con las de Grazalema, Ubrique y Villaluenga, ejercen cierta comunidad sobre la aldea de Benamahoma, cuyos vecinos están agregados a las 4 Villas”. La historia de Benaocaz del siglo XX es paralela a la de otros pueblos-andaluces de su entorno, teniendo la suerte de evitar la destrucción del archivo histórico que data de 1515 hasta nuestros días.

Monumento y lugares de interés
Castillo de Tavizna. Está declarado como bien de interés cultural y también es conocido por el primitivo nombre que consta en la crónica de los Reyes Católicos: “Castillo de Aznalmara”. Se encuentra en un promontorio desde el que tienes unas espléndidas vistas del valle, a unos 500 metros del río Tavizna, en la carretera que une Ubrique con El Bosque. Está en ruinas, pudiéndose observar los retos del patio de armas y un aljibe, como elementos más destacados.
Calzada Romana. Se trata de los restos de la antigua vía que unía con Ubrique, su trazado discurría por el paso natural de la manga de Villaluenga. El hallazgo de numerosas piezas arqueológicas en su entorno, ponen de manifiesto el importante papel que desempeñó hasta la Edad Media.
 Parroquia de San Pedro. Al igual que otras iglesias de Pueblos-andaluces, se construyó tras la reconquista sobre los restos de una antigua mezquita árabe. En su estructura que ha sufrido diversas reformas a lo largo de su historia, destacan los elementos renacentistas. En su interior se encuentran las veneradas imágenes del Cristo de la Columna y un Crucificado de mediados del siglo XVIII.
Ermita de San Blás. Es una construcción de 1716 que se edificó por cuestación popular, entre otras de los donativos que mando desde las Américas Doña Juana Ahumada. Es de trazada rectangular con única nave y bóveda de crucería. En sus paredes podemos observar pinturas imitando a retablos y hornacinas.
Ermita del Calvario. Se encuentra a las afueras de la localidad, teniendo claros aspectos arquitectónicos de la religiosidad popular de estilo andaluz. Está datada a principios del siglo XVIII y es de pequeñas dimensiones.
Ayuntamiento. Es una construcción del siglo XVIII de estilo barroco y está compuesta de dos plantas. En su estructura destaca el escudo real de Carlos III. En su interior se conservan importantes documentos de la historia de la villa desde el siglo XVI. Igualmente en el pueblo tenemos el Barrio Nazarí que es la parte más antigua de la villa y que tiene claros aspectos medievales en su estructura, así como la Fuente de Allá de estilo barroco.

Ecomuseo. Se inauguró en julio de 1999 y tiene por finalidad ofrecerte un recorrido completo por la historia de Benaocaz. Consta de diversas salas en las que están expuestas las principales piezas arqueológicas de la época romana y medieval. Igualmente hay apartados que nos hablan de la forma de adaptación del hombre a la naturaleza. Tiene carácter comarcal y hay 5 salas, destacando entre otras la de la época romana de Ocuri, la época del señorío y la de la etnografía.
Gastronomía
La cocina de Benaocaz tiene en el sector de la carne una de sus principales basas, famosos son sus chacinas y embutidos. Igualmente en su gastronomía están presentes los platos de caza mayor y menor como la perdiz y el conejo. Entre sus platos más populares nos encontramos la olla, el cocido y el refrito, así como los gazpachos, revueltos y sopas. De su repostería no te pierdas sus famosos roscos trenzados y los suspiros.
Fiestas y tradiciones populares.
Fiestas de San Blas. Se celebra el día 3 de febrero, estando dedicada en honor al Copatrón de Benaocaz. Son unas fiestas que se remontan al siglo XVII. Destaca la solmene
procesión que recorre las calles principales del pueblo y en la que están presentes la “ferigonza" y el "abandolao”, ritos ancestrales de cantes y bailes. Tras la procesión hay degustación de chacinas y también se celebra la suelta de toros.

Semana Santa. Es una de las fiestas más populares de Benaocaz, comenzando los actos en los días previos al Domingo de Ramos con el Solemne Triduo en honor a Nuestro Padre
Jesús Nazareno. El Domingo de Ramos, después de la misa de 12 se hace la bendición y la procesión. El Jueves Santo se celebra los Oficios y salen las imágenes de San Juan Evangelista, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de los Dolores. El Viernes Santo al alba sale Nuestro Padre Jesús Nazareno y después de los Oficios procesión de la Pasión.
Romería al Patrón San Esteban. Tiene lugar el primer domingo del mes de junio y está dedicada en honor al Patrón de Benaocaz. Es costumbre que tras la misa, todos los vecinos se dirijan en romería al paraje natural de “Agua Nueva” para pasar una jornada de convivencia entre juegos, bailes y alegrías. También se organizan concursos y se comparten los platos típicos del lugar.
Feria de Benaocaz. Son las fiestas mayores de la villa y se celebran en torno a la fiesta de la Virgen del 15 de agosto. Destaca la tradición del siglo XV de la suelta de Toro de Cuerda. También hay actuaciones musicales en directos, concursos y actividades.

Naturaleza
En su entorno puedes disfrutar de un montón de actividades en contacto con la naturaleza. Si te gusta el senderismo, tienes interesante rutas como la del Salto del Cabrero y la de la Calzada Romana que nos conduce hasta Ubrique. Igualmente la de los nacimientos con paso por el nacimiento del Hondón y las buitreras de la Utrera, es una buena ocasión para contemplar unas preciosas vistas del pueblo.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Benaocaz, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.







sábado, 8 de julio de 2017

Villaluenga del Rosario (Cádiz)


Villaluenga del Rosario en Pueblos-andaluces. En Pueblos-andaluces visitamos la localidad gaditana de Villaluenga del Rosario. Tiene una extensión superficial de 59,5 kilómetros cuadrados y está a 869 metros sobre el nivel del mar. Su
población, según el censo del año 2016, asciende a 457 habitantes. La capital de la provincia Cádiz, está a 128 kilómetros de distancia. Forma parte del Parque Natural Sierra de Grazalema, al noroeste de la provincia de Cádiz. La orografía de su terreno está condicionada por las sierras adyacentes de Caíllo y Líbar, estando su término municipal a pies del Navazo Alto. Tiene la particularidad de ser el pueblo a mayor altitud de la provincia de Cádiz y contar con el menor número de habitantes.
Historia
Existen datos científicos que avalan la presencia humana en Villaluengadel Rosario desde la época del Paleolítico Superior, tal como nos demuestras las pinturas rupestres de la Sierra del
Chaparral. Su denominación viene dada por la forma particular de su trazado urbano: estrecho y largo. Además, se incorporó del Rosario por la devoción que siempre ha existido a la Patrona la Virgen del Rosario desde el siglo XVIII. Al igual que el resto de pueblos andaluces de su entorno, estuvo ocupada por los árabes desde el 716 al 1485, fecha en la que la reconquista Rodrigo Ponce de León, duque de Arcos y Marqués de Zahara. En la época musulmana pertenecía a la Cora de Sidonia. Por privilegio real de 1498, fue capital del señorío de las siete villas: Benaocaz, Grazalema, Ubrique, Archite, Cardela, Aznalmara y Villaluenga. Durante la época de Felipe IV tenía una importante industria textil, siendo famosas las telas fabricadas en Villaluenga. Tras años de bonanza y mejora es la invasión francesa de principios del siglo XIX, la que provoca una decadencia económica en la zona. Surge el bandolerismo típico andaluz y al abrigo de sus cuevas se refugian forajidos famosos como José María El Tempranillo y Pasos Largos. Hasta mediados del siglo XX también fueron famosas las tejas de Villaluenga, oficio heredado de la cultura árabe y que se fabricaba con las buenas arcillas del pueblo y la extracción del corcho de sus alcornoques. La emigración de los sesenta hizo que desapareciera gran parte de la actividad económica, no siendo hasta finales del siglo XX cuando de nuevo se viven tiempos de mejora y esperanza. Actualmente la estabilidad económica se basa en un sector ganadero que destaca por la producción de los afamados quesos de cabra de la raza autóctona “Payoya”. El municipio cuenta con una de las pocas escuelas de pastoreo que existen en España.

Monumento y lugares de interés
Iglesia de San Miguel.. Se inauguró el 21 de noviembre de 1733 y está situada junto a la Alameda del pueblo. Entre sus elementos arquitectónicos destacan los detalles barrocos y el remate renacentista del frontón. Es de trazado en planta basilical con tres naves separadas por anchas columnas toscanas. En su interior podemos admirar la venerada imagen de la Virgen del Rosario, un Crucificado y una talla de un Niño Jesús que está datada en el siglo XVIII. Otros elementos de interés para nuestra visita son el coro y las lunetas de la bóveda. Desgraciadamente durante la guerra civil española se quemaron las imágenes, conservándose solamente las manos de la Virgen del Rosario. La nueva talla es una réplica de D. Luis Vasallo. Otras imágenes del devocionario popular andaluz que podemos ver en la Iglesia son la Virgen del Carmen, San Francisco de Asís, la Divina Pastora, Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen del Dolores, entre otras. En el retablo mayor presiden San Sebastián, patrón de Villaluenga y San Roque, co-patrón. En el coro nos encontramos con dos bancos de madera con medallón central y círculo orlado con inscripciones resaltando: “Viva la Muy Noble Villa de Villaluenga del Rosario”, años 1792 y 1823, respectivamente.
Iglesia del Salvador. Es la iglesia que está ubicada en el cementerio municipal. A lo largo de su historia ha sufrido diversas reformas, especialmente la que se llevó a cabo tras ser quemada y saqueada por las fuerzas napoleónicas.

Plaza de Toros. Está ubicada en un extremo del pueblo, junto a la Sierra del Caíllo. Su construcción sobre la roca y el estar rodeada por un paisaje natural de extremada belleza, le hacen ser de manera oficiosa una de las plazas de toros más bellas de España. Tiene un ruedo de 35 x 30 metros, acogiendo cada año a las principales figuras del toreo español. No existe certeza documental de su historia exacta, hay referencias escritas a partir de 1792: “En veintidós de Noviembre de este repetido año (1792) el Sr. Corregidor, Sres. Diputados, Peritos, Agrimensor y demás comitiva se constituyeron en la boca de la Manga para continuar la diligencia de apertura de Cañada y con afecto por los mozos que acompañan con picos se estampó una cruz en una piedra nacida en la entrada de la Manga y frente de la Sierra de la derecha, continua la Cañada por cima de la plaza de toros de Villaluenga…”.

Museo del Queso. El museo del queso nace por iniciativa municipal para informar de uno de los principales motores económicos de Villaluenga del Rosario, como es la producción de los famosos quesos artesanales “payoyos”. El museo tiene diferentes salas en las que puedes descubrir su elaboración y propiedades, así como las particulares y excepcionales condiciones medioambientales en las que viven las cabras y ovejas de la zona. También cuentan con una pequeña tienda de recuerdos en la que puedes comprar quesos y otros productos típicos de la Sierra de Grazalema. Especialmente interesante es la proyección de una película sobre el pastoreo y la fabricación del queso.
Gastronomía
La cocina de Villaluenga del Rosario se basa en la magnífica materia prima de su entorno. Es famosa la sopa de Villaluenga y tal como os hemos indicado anteriormente el famoso queso payoyo que se elabora con la leche de cabra de la raza autóctona. Asimismo tenemos platos como las sopas de tomate, cabrito al horno, cornejo almendrado y la perdiz en salsa campera. Sin olvidarnos de las tortas de chicharrones, piñonate, el pan moreno y los embutidos artesanales.
Fiestas y tradiciones populares.
Feria del Queso Artesanal de Andalucía. Se celebra a principios del mes de abril, teniendo por finalidad promocionar la productiva industria del queso artesanal de Villaluenga del Rosario. Tal como os comentábamos, los quesos de Villaluenga son famosos por proceder de la leche que produce la raza autóctona payoya de las cabras de su entorno.

Romería de la Divina Pastora. Se celebra a mediados del mes de junio, siendo costumbre trasladarse en romería la paraje natural de “El Baño” para pasar una jornada de convivencia entre comidas, bailes y alegrías. Destaca el concurso de bailes por sevillanas y las carreras caballistas.

Fiesta de San Roque. Es a mediados del mes de agosto, cuando se organizan las fiestas patronales. Están dedicadas a San Roque, destacando el toro de cuerda, entre otras actividades lúdicas y de entretenimiento.
Feria y Fiestas Mayores. Están dedicadas en honor a la Virgen del Rosario, patrona de Villaluenga. El programa se desarrolla durante varias jornadas a principios del mes de septiembre. Destacan los espectáculos taurinos, bailes y concursos.

Velada de la Virgen del Rosario. Se celebra el primer domingo de octubre y está dedicada en honor a la Patrona de Villaluenga. Destaca la solemne misa y posterior procesión de la Virgen por las calles principales del pueblo. También hay verbena popular en la Alameda.
Naturaleza
Al igual que ocurre en la casi mayoría de pueblos de la Sierra de Grazalema, Villaluenga del Rosario, cuenta con una pujante actividad de turismo rural y de naturaleza. Hay infinidad de posibilidades deportivas y de ocio. Como rutas de senderismo interesantes tienes la del Parque Albarrada, los Llanos Republicanos y la de la Sima de Villaluenga que discurre entre las Sierras de la Viña y el Caíllo.

Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Villaluenga del Rosario, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.



martes, 4 de julio de 2017

Zahara de la Sierra (Cádiz)


Zahara de la Sierra (Cádiz) en Pueblos-andaluces. En Pueblos-andaluces visitamos la localidad gaditana de Zahara de la Sierra. Se encuentra en el centro del Parque natural Sierra de Grazalema, en el extremo nororiental de la provincia, concretamente en la falda de la Sierra del Jaral, entre los ríos Guadalete y Bocaleones, y a orillas del embalse de Zahara-El Gastor. Limita al norte con Algodonales y Sierra de Líjar; al oeste con El Arroyo de Bocaleones y Sierra Margarita; al sur con Arroyomolinos, Monte Prieto, Sierra Blanquilla – Puerto de las Palomas y Sierra del Pinar; y al este con el Peñón Algarín. Zahara de la Sierra forma parte de los denominados Pueblos Blancos.

Tiene una extensión superficial de 72,5 kilómetros cuadrados y está a 500 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2016, asciende a 1427 habitantes. La estructura urbana actual de Zahara de la Sierra, se asemeja bastante a lo que ya los historiadores nos contaban en el siglo XVI: “Está asentado este pueblo sobre un gran risco o peña que solamente tiene una entrada o subida muy agria y tan dificultosa que con gran pesadumbre se puede subir al pueblo cabalgando. Lo cercado y antiguo del pueblo está encima de la peña, a media ladera. Las calles están picadas y hechas a mano unas sobre otras, picadas en la peña, tan dificultosas de andarse que, para esto, están llenas de escaleras y, con todo esto, es menester que estén los hombres muy acostumbrados a subir y bajar por ellas para acertar y andar y poner los pies”. Su estratégica ubicación en un entorno natural de extremada belleza la convierte en uno de los destinos favoritos para los practicantes de deportes de senderismo, escalada, bicicleta, rutas a caballo, arqueología, etc. Fundamentalmente su actividad económica procede de la agricultura y el turismo rural. Está declarado Conjunto Histórico-Artístico por Real Decreto de 7/Septiembre/1983, habiendo obtenido premios relevantes como el Premio Nacional de Embellecimiento y Mejora de los Pueblos Españoles, concedido por el Ministerio de Información y Turismo en el año 1971; el Premio Anual de Embellecimiento y Mejora de los Pueblos Gaditanos, concedido por la Diputación de Cádiz en el año 1966 y el Primer Premio de Embellecimiento de los Pueblos de la Provincia en el año 1975.

Historia
La historia de Zahara de la Sierra se remonta hasta la antigüedad, siendo a partir de la Edad Media cuando alcanza su mayor relevancia. Algunos historiadores se inclinan por pensar que sus antecedentes históricos podrían ser de la época celta, derivando su nombre de Zahara de la
palabra árabe “sahra” tierra agreste, basta y estéril. Hay diversas confirmaciones sobre la etimología de la palabra en Andalucía, así nos encontramos que en las Alpujarras es conocida la manzanilla zahareña como la basta y a una de las rutas más agrestes de Sierra Nevada se le da el nombre de Zahareña. También existen otras corrientes que nos dicen que la etimología de la palabra Zahara podría significar “flor”, aludiendo a la abundancia de azahar que existe en la zona y que anteriormente el pueblo fuera conocido como “Zahara de los membrillo”. Igualmente otros historiadores nos dicen que Al-Zahara, referencia a la quinta hija de Mahoma y a la favorita del califa cordobés Abd al Rahman III. La fisonomía de Zahara de la Sierra, enclavada en un promontorio rocoso no hace más que confirmar la primera opción. La prueba documental más antigua de la existencia de Zahara de la Sierra nos la encontramos en 1282 cuando Alfonso X El Sabio, pide ayuda al sultán Ben Yusef para que la auxilie contra la sublevación de su hijo, el futuro Sancho IV. El sultán lo cita en Zahara, lugar inexpugnable y que era frontera de los Nazaríes. A pricipios del siglo XV es reconquistada por los cristianos, pasando nuevamente a manos de los nazaríes en 1481. Tan sólo un par de años más tarde es tomada definitivamente a manos de Rodrigo Ponce de León y Núñez, dándosele por los Reyes Católicos el señorío y marquesado de la villa.

Es el título que llevaba tradicionalmente el heredero del duque de Arcos, jefe de la casa homónima. La Villa de Zahara pasa a obtener importantes rentas y exenciones especiales de tributos entre los siglos XV y XVIII. El gobierno local recaía en el Consejo que lo componía: dos alcaldes, un alguacil mayor, tres regidores, un escribano, dos jurados, un personero y un mayordomo. Durante la guerra de la independencia, las tropas napoleónicas se instalan en la fortaleza de Zahara a modo de guarnición el 28 de febrero de 1810, habiendo varios intentos frustrados como el de Pedro Pineda, Valdenebro y el general Ballesteros para recuperar el castillo. La historia posterior del siglo XX y es bastante común con la de otros Pueblos de su entorno, siendo los nuevos tiempos de la sociedad del bienestar contemporánea, los que le han dado un impulsivo desarrollo turístico.

Monumento y lugares de interés
Iglesia de Santa María de la Mesa. Es una construcción barroca del siglo XVIII, siendo una de las obras más destacada de la arquitectura religiosa andaluza por
su plenitud barroca y recargada ornamentación. También incorpora los primeros matices del estilo neoclásico, evidenciando sobriedad en su estructura exterior. Es de trazado en cruz latina con nave central más ancha. Al igual que otros templos andaluces, se edificó sobre los restos de una antigua mezquita árabe que ya existía en la reconquista. Cuentan las crónicas que la cruz que traía delante de sí el Infante se colocó en la mezquita, convirtiéndose inmediatamente en iglesia al bendecirla el obispo de Palencia, don Sancho de Rojas, que acompañaba a don Fernando. En un primer momento se le da el título de Santa María de la Concepción. Según parece el cambio a la denominación actual de Santa María de la Mesa vendría importado de Utrera, ciudad con la que mantenían una estrecha relación los señores de Zahara desde 1464 hasta 1481. Durante el siglo XVII comenzó a frecuentarse las dos ermitas auxiliares de San Juan de Letrán y San Francisco, pasando la iglesia a evidenciar una cierta dejadez en su cuidado y en los servicios religiosos que ofrecía. Es el año 1779 cuando se produce la edificación actual de la Iglesia de Santa María de la Mesa. En su interior destaca el retablo mayor en el que se encuentra la talla de Santa María de la Mesa. La imagen constituye una interesante muestra de la transición entre el gótico y las primeras manifestaciones renacentistas. Sin noticias documentales sobre su autoría, los rasgos estilísticos nos invitan a fecharla en el primer cuarto del siglo XVI. Otras imágenes de interés son los patronos de Zahara, San Simón y San Judas Tadeo. El coro está datado a finales del siglo XVIII, al igual que el púlpito que está atribuido al maestro tallista Juan Sánchez de Castañeda. En el interior de la iglesia tenemos el museo parroquial con una interesante muestra de objetos de orfebrería, tallas y vestimentas.

Capilla de San Juan de Letrán. Se construyó en el siglo XIX sobre los restos de una antigua ermita. Es de única nave con portada principal y arco de medio punto. La actual ermita se inauguró en 1956 y está dedicada a la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, Patrona de Zahara de la Sierra. En su interior nos encontramos con otras interesantes tallas como las del Santísimo Cristo de la Veracruz y Nuestra Señora de los Dolores, datadas entre los siglo XVI y XVII. Igualmente podemos ver las imágenes de San Juan Evangelista, el Resucitado, San José, San Roque, San Juan Bautista y el Santo Entierro. Adosado a la capilla nos encontramos la Torre del Reloj que está datado en el siglo XVI.

Fuentes y molinos. En Zahara de la Sierra nos encontramos con diferentes fuentes que tienen un alto valor histórico y simbólico. Entre otras las de El Altabacar, El Vínculo, La Calera y La Higuera con el lavadero municipal. Ya sabemos que hasta la llegada del agua canalizada a nuestros pueblos-andaluces, las fuentes y lavaderos servía como mentidero para los chismes y habladurías de las gentes del pueblo. Asimismo nos encontramos con varias almazaras y molinos que nos confirman la existencia en la antigüedad de algunos otros. Actualmente siguen funcionado como almazara el Molino del Manzanillo, El Vínculo y la “Oleum Viride” que produce solamente aceite ecológico.
Castillo. Junto al castillo nos encontramos el cementerio de Zahara de la Sierra, uno de los más peculiares de toda la provincia de Cádiz. Está adosado a algunos lienzos de las antiguas
murallas de la fortaleza. Es de la época nazarí, conservándose sólo algunos lienzos de la antigua muralla y la torre del homenaje, a la que se puede subir y desde la que disfrutarás de unas espléndidas vistas de Zahara, el embalse y algunos de los pueblos cercanos de la Sierra de Grazalema como Algodonales y Olvera. Se sabe que el castillo tenía unas 6 hectáreas de tamaño y que la propia roca se utilizaba como defensa natural, aunque también existían tramos de murallas defensivas. La población surgiría en su alrededor, utilizándose la propia roca para excavar las viviendas. Un grabado de 1811 nos informa del último uso militar de la fortificación, ofreciéndonos una perspectiva frontal de la villa de Zahara con los tres elementos principales durante la época medieval: El Castillo con su Torre del homenaje, la torre de la Iglesia Mayor y la puerta de entrada a la villa.
En la actualidad podemos observar la Puerta de la Villa al final de la calle El Fuerte y al inicio de la subida a la fortaleza. En el año 1812, al abandonar las tropas invasoras francesas explosionan la puerta en su retirada, tal como nos cuenta el acta capitular del año 1813: “En la noche de veinte y cinco de agosto entre once y doce del año de mil ochocientos doce desocuparon los franceses esta nuestra villa de Zahara habiendo minado y aplicado barriles de pólvora a la famosa torre en cuya cima estaba colocado el reloj, el que, después de tantos años de permanencia, señaló o tocó por última vez de su hora dichas once y a poco rato llegó el fuego a los combustibles pólvora...volada dando en tierra un edificio tan antiguo y hermoso en su fábrica pereciendo igualmente la casa cárcel que le era anexa sirviendo de calabozos las bóvedas de aquella”
Centro de Interpretación del Pinsapo. Está situado en pleno casco antiguo. Durante la visita puedes adentrarte en la diversidad paisajística del Parque Natural. Hay paneles informativos, fotografías y otros materiales que te informan de las peculiares condiciones de la flora y fauna de su entorno. Tiene un apartado especial el mundo de los pinsapos y también hay un jardín botánico en el que están representados las principales especies.
Gastronomía
La cocina de Zahara de la Sierra es rica y diversa, siendo famosos sus carnes y cocidos. En el apartado de la repostería no te olvides probar sus famosos suspiros y los gañotes, canutos fritos de masa de almendra y canela. Igualmente tienes otros platos interesantes como la sopa de Quemones, gachas, tortillas y guisos de espárragos. También nos encontramos guisos de tagarninas, acelgas con garbanzos, "sopa hervía" o "sopa tostá".

Fiestas y tradiciones populares.
El Corpus. Es una tradición centenaria que celebra la festividad del Día del Señor. Es costumbre preparar alfombras florales por las que pasa la carroza con la Santa Custodia. En la fiesta participan todos los niños que han recibido la primera comunión en el año y se organizan diferentes altares en lugares simbólicos del pueblo para impartir la bendición Solemne. Los preparativos de la fiesta comienzan varios días antes con la recogida de plantas, flores e hierbas aromáticas. Al igual que en la casi totalidad de Pueblos-andaluces la fiesta se celebra el domingo siguiente a la Fiesta del Corpus. A las 12 se celebra la misa en la Iglesia de Santa María de la Mesa, en presencia de los Santos Patronos San Simón, San Judas Tadeo y Santa María de la Mesa. La Custodia que data del siglo XV tiene una altura de 83 centímetros. Al finalizar la procesión hay una verbena popular con música, juegos y otros entretenimientos como el tradicional concurso de cachiporras. La fiesta está declarada de Interés Turístico Nacional desde 1980 y Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía desde 1997. Desde hace unos años también se ha recuperado la procesión de la Virgen del Rosario en el mismo día por la tarde, procesionándose hasta los años 50 del siglo XX junto al cortejo del Corpus Christi.

Festividad de San Simón y San Judas. Se celebra en torno al 20 de octubre, estando dedicadas en honor a los Patronos de Zahara de la Sierra. En el
programa de actividades destaca la solemne procesión de los Santos, así como una serie de actividades lúdicas y festivas. También hay concursos, juegos y otros entretenimientos.
Feria Local. Se celebra a finales del mes de agosto, destacando un amplio programa de actividades lúdicas y festivas. También hay sueltas de vaquillas y competiciones deportivas. Otras fiestas singulares son la festividad de San Simón y San Judas, en honor a los Patronos del pueblo. Así como San Juan con la tradicional romería que se organiza en la ribera del Arroyomolinos y los Carnavales con gran participación popular.
Semana Santa. Es una fiesta de calado arraigo popular y que además incorpora bellísimas estampas por la singularidad de un casco antiguo que está declarado como Conjunto Histórico y Artístico. Entre otros momentos mágicos puedes disfrutar del Solemne triduo en honor a la Virgen de los Dolores y la bendición de ramos y palmas del Domingo de Ramos. Asimismo el miércoles Santo tiene lugar la procesión de Nuestro Padre Jesús y el Viernes las del Santo Entierro, San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores. El Domingo de Resurección después de la misa de 12, salida del Cristo de la Sagrado Resurrección y de la Virgen de los Dolores en sus misterios gloriosos.

Recreación Histórica de la Toma de la Villa de Zahara. Aunque es una fiesta que tan sólo lleva tres ediciones hasta el año 2016, se ha convertido en una cita ineludible del calendario de los Pueblos-andaluces. En la última edición se organizó entre los días 21, 22 y 23 de octubre, destacando la participación popular con el engalanamiento de casas, calles y personajes que nos transportan al siglo XV. El programa incluye concursos, charlas y conferencias, así como representaciones teatrales y danzas nazaríes. El sábado a las 20 horas se recrea la Toma de la Villa y concluye con un gran espectáculo de fuegos, malabares y bailes en la Plaza del Rey. Al día siguiente concluye el programa con la Capitulación y entrega de armas.


Festividad de la Patrona. Está dedicada en honor a Nuestra Señora de los Dolores, y tiene lugar el 15 de septiembre, o domingo más próximo. Por la mañana se celebra una Solemne Misa en su Honor y por la tarde Procesión por las bellas calles de Zahara.

Naturaleza
Como decíamos anteriormente, la estratégica ubicación de Zahara de la Sierra, en pleno corazón del Parque Natural de Sierra de Grazalema, te permite disfrutar en su entorno de infinidad de posibilidades al aire libre. El pinsapo constituye una reliquia del Cuaternario, su riqueza natural provocó que en 1977 la UNESCO declarara su entorno como Patrimonio de la Humanidad y que en 1984 obtuviera la distinción como Parque Natural, y concretamente que las dos Gargantas y el pinsapar como Reserva Natural. Rutas de senderismo como la de la Garganta Verde, el Paseo por el río Bocaleones o espeleología en la Cueva del Susto, son algunas de las diversas opciones que tienes en la zona. La visita a los pinsapares también es otro de los aspectos destacados que no te puedes olvidar en tu visita a Zahara de la Sierra.


Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Zahara de la Sierra, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.



martes, 20 de junio de 2017

Grazalema (Cádiz)


Grazalema (Cádiz) en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad de Grazalema, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema y que forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz. Tiene una extensión superficial de 122,5 kilómetros cuadrados y está ubicada a 826 metros sobre el nivel del mar. Su población,
según el censo del año 2016, asciende a 2.144 habitantes. El gentilicio de sus vecinos es “grazalemeño”. Cádiz está a 142 kilómetros de distancia y Grazalema tiene uno de los índices más altos de pluviosidad de la península ibérica. Se registran cada año alrededor de 2000 mm de precipitación. La orografía de su terreno está condicionada por el Peñón Grande, lugar donde nace el río Guadalete y que se encuentra a las espaldas del municipio. Otros enclaves de interés son el Cerro de San Cristóbal y la Sierra del Pinar, punto más alto de la provincia a 1653 metros de altitud. La principal vía de acceso a Grazalema, es la carretera que une Ronda con Arcos de la Frontera. En numerosas guías turísticas especializadas, Grazalema está considerado cada año, como uno de “Los Pueblos más bonitos de España”. La pedanía de Benamahoma (traducción del árabe: “Hijos de Mahoma”) es una pedanía de Grazalema que cuenta con unos 450 habitantes y que está a unos 13 kilómetros de distancia. En su patrimonio cultural destaca la “Fiesta de moros y cristianos” que se celebra el primer fin de semana del mes de agosto.

Historia
Al igual que casi la mayoría de Pueblos-andaluces, Grazalema tiene una historia que se pierde en civilizaciones antiguas. Se han encontrado restos arqueológicos en su término municipal desde la prehistoria. En cambio, los diferentes estudios históricos fijan su historia a partir de la
época romana. Con las legiones de Escipión (siglos III-II A.C) nació la villa de Lacidulia, situada en un cortijo próximo al pueblo actual. En el siglo VIII se sabe que cambió su nombre por el de Raisa Iami Suli, "Ciudad de los Banu al-Salim" y que más tarde pasaría a ser llamada “Ben-Salama” (Hijo de Zulema). Tras la reconquista de 1485, pasó a denominarse Zagrazalema, formando parte de las “Siete Villas” que conquistó D. Rodrigo Ponce de León y Núñez: (Grazalema, Archite, Castillo de Aznalmara, Castillo de Cardela, Ubrique, Benaocaz y Villaluenga del Rosario). Más tarde pasa a llamarse Gran-Zulema y es en el siglo XVI y XVII cuando comienza a tener una relevancia económica por la industria textil con la fabricación de mantas y tejidos de lana. En el siglo XVIII sufre el igual que el resto de Pueblos-andaluces las consecuencias negativas de la Guerra de la Independencia. Es a partir de ese instante cuando comienza el bandolerismo andaluz, destacando entre ellos el famoso forajido José María El Tempranillo que en los pueblos de la Sierra campaban a sus anchas. El convulso comienzo del siglo XX con las guerras mundiales traería muchas dificultades económicas y la guerra civil española provocaría la pérdida de gran parte de su patrimonio. Todo incidiría aún más en la precaria situación que venía arrastrando la villa desde el siglo XIX con la revolución industrial y la producción textil trasladada al norte de España. Sin embargo, la tradición aún se conserva y afamadas son las lanas que se siguen produciendo en Grazalema. La llegada de la sociedad del bienestar y la explosión de todo lo relativo al turismo rural, contando con la privilegiada situación de Grazalema, su belleza natural, la rica gastronomía con sus quesos y embutidos, y el formar parte de “Uno de los Pueblos más bonitos de España”, ha hecho que Grazalema mire al futuro nuevamente con optimismo y prosperidad.
Monumento y lugares de interés
Iglesia de la Encarnación. Es una construcción de principios del siglo XVI que al igual que en otros templos andaluces, se edificó tras la reconquista sobre los restos de una antigua mezquita árabe. Se conserva parte del alminar, estando las obras bajo la dirección de Pedro Díaz de Palacios. En sendas hornacinas podemos ver las imágenes del misterio de la Encarnación de la Virgen y de San Atanasio, patrón de la localidad. Tras la guerra de la independencia y la guerra civil española, tuvo que ser reconstruida. Durante la época de mayor esplendor del siglo XVII llegó a ejercer de arciprestazgo contando con hasta una treintena de eclesiásticos a su cargo. Es de trazado en planta de cruz latina con tres naves. En el altar mayor podemos apreciar un templete de estilo neoclásico y en el crucero una lámpara aceitera de plata labrada del siglo XVIII. Desgraciadamente la imagen del patrón de Grazalema San Atanasio es una copia de la primitiva obra de principios del siglo XVII que estaba atribuida a Amaro Vázquez. La talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno es de Castillo Lastrucci y sustituyó a la desaparecida en la guerra civil española. Otras imágenes interesantes son las de San Isidro, la Inmaculada Concepción, San José, un Corazón de Jesús y Santa Ángela de la Cruz.

Ermita de los Ángeles. Es una construcción de finales del siglo XIX que está erigida en honor a la patrona de Grazalema. Está situada a las afueras de la localidad, en la carretera de Ronda, a unos 2 kilómetros del pueblo. Existe una inscripción lapidaria en la fuente del atrio que nos dice que fue “levantada de cimientos entre los años 1889-1890 debido a la generosidad de Doña Ana Benítez García viuda de Rueda Barreda”. En su interior nos encontramos con una lápida de un enterramiento múltiple de 1882 por lo que se deduce que las obras comenzarían años antes. También nos consta una referencia del diccionario geográfico de Madoz de 1845 de la existencia de una ermita similar en Grazalema bajo la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles. Su estratégica ubicación en un paraje natural nos permite disfrutar de toda la riqueza paisajística de Grazalema. Popularmente se la conoce como “la ermita”. Es un edificio de pequeñas dimensiones con cubierta a dos aguas y remate con espadaña. 
En su interior nos encontramos la hermosa imagen de Nuestra Señora de los Ángeles.

Iglesia de la Aurora. Es una construcción de mediados del siglo XVIII que se edificó por aportación popular. Está ubicada en la plaza central del pueblo, siendo una de las referencias visuales a nuestra llegada a Grazalema. Probablemente se reconstruiría tras el terremoto de Lisboa de 1755 sobre los restos de un anterior templo de similares dimensiones. Entre sus elementos iniciales de estilo barroco nos encontramos otros diseños neoclásicos. Es de planta rectangular, siendo su cúpula de una belleza superior. En el exterior nos detenemos en una cúpula de forma octogonal y en una fachada de bastante sobriedad.


Iglesia de San José. Se construyó a finales del siglo XVII, momentos en los que la villa de Grazalema vivía sus mejores momentos económicos gracias a la ferviente actividad textil. Fueron los frailes Carmelitas Descalzos los que promovieron el proyecto, formando parte del convento anexo de El Carmen. En un principio estaba situada a las afueras del primitivo casco antiguo. Tras la desamortización de Mendizábal se produce el cierre del convento, pasando a manos particulares. La Iglesia es de planta de cruz latina, estando a los pies de la nave la puerta de acceso y el coro alto con cubierta de bóveda de cañón. Entre el patrimonio imaginero destacan los restos de un San Antonio del que sólo se conserva la cabeza y un Cristo crucificado del siglo XVII de escuela granadina, así como una Virgen del Carmen de extraordinaria belleza. En su estructura exterior destaca una espadaña con tres arcos de medio punto y campanas. Del convento aún se conserva parte de la nave central, apreciándose vestigios del antiguo hospicio de peregrinos.
Asimismo nos encontramos en el pueblo otros lugares de interés como la pequeña Iglesia de San Juan y el Museo de la Manta de Grazalema..
Gastronomía
La cocina de Grazalema se basa en la gastronomía popular serrana. Son famosos sus quesos
elaborados con leche de cabra principalmente y de oveja, así como los embutidos y chacinas. Con denominación de origen nos encontramos la sopa de Grazalema, destacando igualmente los revueltos de espárragos. Entre su repostería no te puedes perder los famosos amarguillos y los cubiletes. En el pueblo tienes una oferta interesante de bares y restaurantes: Gastrobar la Maroma, Mesón el Simancón, Contrastes, restaurante Cádiz el Chico o el Torreón, entre otros.

Fiestas y tradiciones populares.
Fiestas de Moros y Cristianos en Benamahoma. Está declarada como Fiesta de interés Turístico de Andalucía y se celebra en la primera semana del mes de agosto. Tiene por finalidad dar a conocer a todos los visitantes el pasado morisco de la villa, destacando que su implantación cuenta ya con más de 30 años de historia. La aldea hace nombre en su denominación que significa “Hijos de Mahoma” y en las diferentes jornadas que se organizan destacan la Presentación del Cartel, charlas, coloquios y representaciones teatrales de las luchas entre cristianos y moros durante la reconquista. La última jornada se celebra una gran paella popular y también hay exposiciones de trajes típicos.

Fiestas del Carmen. Se celebran en torno a la festividad de la Virgen del Carmen del 16 de julio, destacando en su programación el tradicional Lunes del Toro de Cuerda. Igualmente tenemos la solemne procesión de la Virgen del Carmen por las calles principales del pueblo, así como otros momentos emotivos como el Sábado de los Fuegos y la novena en honor a la Patrona.
Semana Santa. La Semana Santa de Grazalema tiene la particularidad de contar con sólo una procesión, la del Viernes Santo de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la María Santísima de los Dolores. Sale desde la Iglesia Parroquial de la Encarnación y recorre las principales calles del pueblo. La estación de penitencia cuenta con el acompañamiento musical de una banda de cornetas y tambores y una agrupación musical.
Fiestas Mayores.  Se celebran sobre la tercera semana del mes de agosto, destacando en su programación las actuaciones musicales en directo. También hay competiciones deportivas, juegos y todo tipo de divertimentos para jóvenes y mayores. Otro momento singular es la suelta de vaquillas. Durante el último fin de semana del mes de mayo tampoco te pierdas la Romería de San Isidro.

Naturaleza
El entorno natural de Grazalema es idílico, no en vano el pueblo está considerado como uno de los más bonitos de España. A sus espaldas nos encontramos el Peñón Grande y al oeste el cerro de San Cristóbal a 1555 metros de altitud. La Sierra del Pinar, al norte, es el punto orográfico más alto de la provincia de Cádiz, con 1653 metros sobre el nivel del mar. Aquí nos
encontramos el conocido Pinsapo, especie prehistórica que tiene su reinado en la Sierra de Grazalema. Otro lugar interesante para disfrutar de la riqueza natural es la Ribera de Gaidovar. Os dejamos con algunas rutas de senderismo imprescindibles en la Sierra de Grazalema, entre otras las del río Majaceite, la Garganta Verde o el Pinsapar. Éste último recorrido comienza en el camino que va desde Grazalema a Benamahoma, con una longitud de 12 kilómetros.



Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Grazalema, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



jueves, 18 de mayo de 2017

Setenil de las Bodegas (Cádiz)


Setenil de las Bodegas (Cádiz) en Pueblos-andaluces. Visitamos la localidad de Setenil de las Bodegas, en la comarca de la Sierra de Cádiz. Tiene una extensión superficial de 82,2 kilómetros y se encuentra a 568 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del
año 2016, asciende a 2809 habitantes. Cádiz está a 157 kilómetros de distancia. El gentilicio de sus vecinos es “setenileño”. Forma parte de los llamados pueblos blancos de Andalucía, estando declarado como Conjunto Histórico Artístico desde el 22 de febrero de 1985. La orografía de su terreno está condicionada por el tajo del río Guadalporcún, adaptándose sus casas  al “abrigo bajo rocas” en lugar de otras viviendas de Andalucía que son excavadas en roca. Es decir las viviendas se limitan a cerrar la pared rocosa y desarrollan la estructura en la forma que da la concavidad, la mayoría nos las encontramos en las calles Cuevas del Sol, Cuevas de la Sombra, Calle Mina, Calle Herrería, Calle Jabonería, Calle Cabreriza, Calle Triana y Cuevas de San Román. Existe una teoría sobre la etimología de la palabra “Setenil” que nos indica que procede del latín “septem nihil” o siete veces nada. Las mismas que el infante Fernando y sus tropas cristianas quisieron conquistarla sin conseguirlo. El apelativo de las Bodegas hace alusión a la gran riqueza vinícola que tuvo durante la Edad Media.

Historia
Al igual que casi la mayoría de Pueblos-andaluces, la historia de Setenil de las Bodegas se diluye a través de los tiempos. En su entorno hay diversos yacimientos arqueológicos neolíticos. 
En la época romana recibía el nombre de Laccipo. Según la crónica Bernáldez sobre la Reconquista, la toma de la villa de Setenil fue fundamental para la corona castellana en su avance hacia Granada, aunque el primer asalto de 1407 no dio los frutos deseados sería el 21 de septiembre de 1484 cuando finalmente se produjo la victoria, tras un total de 7 sitios consecutivos. Llegó a conocerse como villa casi inexpugnable y puerta de entrada fundamental para la conquista del reino nazarí. Tal como decíamos en el apartado anterior, su nombre puede derivar del término latín “septem nihil” que significa siete veces nada, las mismas que el infante Fernando y las tropas cristianas quisieron conquistarla sin conseguirlo. Es declarada como villa de realengo con privilegios especiales de la Casa Real en 1501, originando en el repartimiento de sus casas y tierras la llegada de un buen número de hidalgos castellanos. Es a partir de “La Villa” y su Castillo en torno al cual se comenzó a generar el desarrollo urbanístico. De la importancia de Setenil en la reconquista, queda reflejada en la sillería del coro de la catedral de Toledo. A principios del siglo XVII consigue independizarse de la ciudad de Ronda y durante la resistencia contra el invasor francés tuvo episodios claros marcados por las luchas valientes de sus guerrilleros. Durante la Edad Media tuvo una gran riqueza vinícola que vendría a refrendarse con el apelativo en su denominación. En la actualidad y con el emergente turismo rural “Setenil de las Bodegas” es un claro referente nacional, estando considerado todos los años como uno de los “Pueblos más bonitos de España”.

Monumento y lugares de interés
Castillo de Setenil. Se trata de los restos de la fortaleza nazarí del siglo XIII que tuvo un papel estratégico en las batallas de la reconquista. Estaba compuesta por más de 500 metros de murallas y cerca de 40 torres. Es una de las pocas fortalezas que aún conservan todo su entramado medieval, destacando la Torre del Homenaje y el Aljibe.

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Es una construcción de estilo mudéjar y gótico que comenzó a principios del siglo XV bajo la dirección de Fray Diego de Deza, interviniendo a comienzos del siglo XVII Pedro Díaz de Palacios, Maestro Mayor de Obras de la Diócesis de Málaga. Su particularidad viene dada de ser una de las pocas iglesias en las que podemos observar claramente dos estilos de iglesias diferentes: una mudéjar y la otra gótica. Tiene planta de planta de cruz latina, con dos sacristías, a ambos lados del altar mayor. Entre su patrimonio destaca un Cristo Crucificado de principios del siglo XVII y una casulla de seda y oro que donaron los Reyes Católicos en la consagración del templo. Igualmente interesante es el retablo de pintura sobre tabla de finales del siglo XV de estilo gótico.

Ermita de San Benito. Se construyó a principios del siglo XVI y actualmente es la sede canónica de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad, conocidos popularmente como “los negros”. Al igual que en otros edificios medievales se edificó sobre una antigua mezquita del arrabal moro que estaba cercana a una fuente.
Gastronomía
La cocina de Setenil de las Bodegas es rica y variada. Las sopas cortijeras son un plato típico por excelencia, están hechas con pan, aceite de oliva, espárragos y huevo escalfado. Igualmente tienes unos magníficos quesos de cabra y embutidos, así como en temporada los revueltos de espárragos y setas. Otras recetas singulares son la ensalada de coles o de pencas, el conejo a la serrana y las batatas con miel. En el pueblo tienes una interesante oferta culinaria con numerosos bares y restaurantes. Os dejamos con un Vídeo de nuestra recomendación TOP Restaurantes en Setenil de las Bodegas: “La Tasca”.

Fiestas y tradiciones populares.
Semana Santa. La fiesta principal de Setenil de las Bodegas es sus Semana Santa, estando declarada de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Al igual que en la mayoría de Pueblos-andaluces goza de una gran tradición popular. Una de las características que la define es su “rivalidad” entre las dos hermandades: la Santa Vera Cruz (los blancos) y Nuestro Padre Jesús (los negros). Dicha rivalidad surgió en la llamada “guerra de las bandas” y que está ligada a la escisión que se produjo entre ambas a finales del siglo XVIII. Las primeras referencias de la hermandad de la Santa Vera Cruz se remontan a 1551. Otro de los elementos diferenciadores de la Semana Santa de Setenil es su espectacular belleza plástica al procesionarse sus imágenes por un entramado urbano único.
Fiesta de Moros y Cristianos. Se celebra el segundo fin de semana del mes de octubre, organizándose todo tipo de actividades culturales: conciertos, teatros, zoco y recreaciones históricas con los personajes setenileños. Destaca el momento de la batalla en la Plaza de Andalucía y la entrega de llaves y rendición de la Villa. Igualmente simbólica es la salida de la villa del alcalde moro y su gente.
Romería de San Isidro. Se celebra en torno a la fiesta de San Isidro del día 15 de mayo, en el Puerto del Monte. La jornada es aprovechada para pasar momentos distendidos entre comidas, bailes y alegrías. Igualmente tienes otros momentos importantes como la Feria de Agosto y la fiesta dedicada a los Patronos de la villa: San Sebastián, el 20 de enero, y la Virgen del Carmen, el 16 de julio con solemne procesión, actos litúrgicos y verbena popular en su honor.
Naturaleza
La estratégica ubicación de Setenil de las Bodegas, en el noroeste de la provincia de Cádiz, 
dentro de la denominada Ruta de los Pueblos Blancos, y cerca de Parque Natural de Grazalema, te permite disfrutar en su entorno de una amplísima oferta recreativa y de ocio. El río Guadalporcún, alimentado por arroyos como el del Burgo, Hondo, Alcalá y Galapagar, tiene numerosas vía pecuarias que están bien señalizadas. Su vegetación es típicamente mediterránea, atravesando zonas de dehesa, olivar y monte. Una de las rutas más conocidas es la Ruta de los Bandoleros. Su variedad paisajística, unida a la fauna y la simbología del bandolerismo andaluz le confieren un aspecto romántico. Tiene un recorrido de 11 kilómetros. Otras rutas interesantes son la del Viajero, la Ruta de los Molinos, la Ruta de la Colada de Venta de Leche, los Escarpes del Río Trejo o la de la Cañada de Málaga.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Setenil de las Bodegas, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo dePueblos-andaluces. Gracias y saludos.