name='google-site-verification'/>

jueves, 30 de julio de 2015

Totalán (Málaga)


Totalán es una localidad malagueña en la comarca de la Axarquía. Se encuentra a tan sólo 20 kilómetros de la capital de la Costa del Sol y a 32 kilómetros de Vélez Málaga. Tiene una extensión superficial de 9,2 kilómetros cuadrados y está a 298 metros sobre el nivel del mar. La población según el censo del año 2014, asciende a 723 personas. El municipio costero de Rincón
de la Victoria y las playas del litoral mediterráneo está a unos 7 kilómetros, aproximadamente, siendo frontera natural sus territorios entre la comarca de la Axarquía y los montes de Málaga. La orografía del terreno es profusamente abrupta y está condicionada por el cauce de dos pequeños arroyos, teniendo la singularidad de pertenecer al mismo tiempo a la comarca ajárquica y al área metropolitana de Málaga. En su territorio predominan los elementos típicos de los Montes de Málaga. Los puntos más altos del municipio son el Cerro Salazar 512 metros y el de Herrerías a 664 metros sobre el nivel del mar. El gentilicio de los naturales de Totalán es totaleños, aunque popularmente también son conocidos como “rebotaos”.


Según algunos historiadores, la denominación de Totalán es probablemente de origen árabe y significa “torta”, existiendo algunas referencias escritas a caseríos de la época llamados como “tortela”, “tortila” y “tortalán”, lugar en el que se producía la famosa repostería andalusí. De épocas anteriores han aparecido de la prehistoria el dolmen Cerro de la Corona y la Tumba del
Moro que fue descubierta por un grupo de escolares en el año 1995 y que confirmó la presencia humana con 4.000 años de antigüedad. Desde la época íbera hasta la reconquista existe un gran vacío documental, siendo nombrada a partir de ese instante como una alquería del Alfoz de Málaga. En el año 1483, El Zagal tuvo una importante victoria en tierras de Totalán, justo unos años antes de la toma de Málaga. La Torre Salazar, ubicada en la parte más sur del municipio tuvo un importante papel defensivo y en su casco antiguo se conservan los elementos arquitectónicos típicos de la cultura árabe con calles empinadas, estrechas y laberínticas. Tras la reconquista,  se construyó la Iglesia de Santa Ana y comenzó una época de prosperidad que estaba ligada a
los molinos de harina y aceite que había en el arroyo. A finales del siglo XIX y tras la filoxera que afectó a la mayoría de vides de la comarca se producen momentos de penuria económica y que a partir de la década de los años cuarenta se agudizan con la emigración paulatina tanto a otras ciudades europeas y a localidades cercanas. Se fue mermando una población que por aquel entonces contaba con 1377 habitantes, pasando a poco más de 600 personas. La llegada de la democracia y los nuevos tiempos florecientes de finales del siglo XX ha hecho que el municipio se recuperara y viera ligada su economía con la construcción, los vinos y el emergente turismo activo.
·         Dolmen Cerro de la Corona. Es conocido popularmente como la “tumba del moro” y está datada entre el siglo IV y III antes de Cristo. Se encuentra en el paraje de Los Baltasares y se trata de una tumba funeraria en la que se han encontrado restos humanos y de cerámicas. De entre los más de 4000 fragmentos óseos que han aparecido se ha cuantificado en al menos 10 individuos con una edad entre los 3 y los 45 años.
·         Torre de Salazar. Se encuentra a un par de kilómetros del centro del pueblo, en las inmediaciones del cortijo del Zarzo. Es de estructura cuadrangular y se conserva en buen estado. Es de la época arábigo-andaluza y está datada en el siglo XI. Tenía como principal función la defensa del litoral costero y fue restaurada en el año 2009. La altura de los muros que aún se conservan tienen entre 9 y 10 metros.
·         Parroquia de Santa Ana. Al igual que en otros pueblos-andaluces, se trata del edificio más
importante que hay en la localidad. Se construyó a principios del siglo XVI, tras la reconquista y fue remodelada en el siglo XVII. En su estructura que está compuesta por dos naves, una central y otra lateral, destacan los arcos de medio punto y 2 columnas toscanas de mármol rojo, así como el artesonado mudéjar de sus techumbres.
·         Monumento a Antonio Molina. La villa de Totalán tiene a gala ser la cuna del genial cantaor Antonio Molina, lugar en el que pasó su infancia, juventud y al que solía volver varias veces al año para visitar a sus familiares. Se trata de un busto realizado en el año2003 y una placa conmemorativa del año 2006 en el que se le reconoció hijo ilustre de Totalán. La talla es del artista Antonio Gallero y está realizada sobre un monolito de granito.
·         Torre del Violín – Mirador del Zagal. Es uno de los emblemas de Totalán, construyéndose en el
     año 2010 gracias a la colaboración de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento. El lugar además de ofrecernos unas preciosas vistas de los campos ajárquicos, tiene como función recrear la victoria de El Zagal unos años antes de la toma de Málaga por los Reyes Católicos. El ataque árabe se inició a los toques de violín de una torre existente en la zona y los bajos de la torre que están diseñadas con elementos moriscos existen 2 salas de exposiciones.
·         El Paseo de la Salud. Desde el año 2009, los vecinos de Totalán pueden pasear en un recorrido paralelo a la carretera de Olías y que nos lleva hasta el paraje
del Tío Miguel. Tiene 1,3 kilómetros de distancia y consta de zonas de descanso con bancos, fuente y farolas, entre otras infraestructuras.
·       Monumento a El Camaleón. Justo en la rotonda que hay a la entrada del pueblo, nos da la bienvenida este curioso animal que es autóctono de la comarca de la Axarquía que se mantiene como uno de los pocos lugares del mundo en el que todavía habitan. La escultura fue diseñada por el artista inglés Peter Brown y esculpida por Gonzalo Moreno. Está realizada con fibra de vidrio y mide 2 metros de largo por un metro de ancho.


Si hay una fiesta singular y por la que es conocida Totalán, es la Fiesta de la Chanfaina. Se
celebra el último domingo del mes de noviembre y tiene como finalidad promocionar y rendir homenaje al plato más típico de Totalán: la “chanfaina”. Está reconocida desde el año 2005 como fiesta de interés turístico provincial. La chanfaina tiene como ingredientes principales la patata, el aceite de oliva, las migas de pan y las especies que pueden ser acompañadas por embutidos como la morcilla o el chorizo. Es un plato contundente que solían utilizar los hombres del campo para reponerse de las intensas jornadas de trabajo de sol al sol. En las últimas ediciones han llegado a repartirse cada 7.000 platos de chanfaina.
Igualmente la Feria en honor a la Virgen del Rosario, Patrona de Totalán y que se celebra en el mes de mayo es otro de los momentos grandes del pueblo. Los actos comienzan el viernes por la mañana y termina con la paella popular del Domingo en el Polideportivo Municipal y misa rociera de la tarde con procesión solemne por las calles principales. Asimismo la semana cultural del mes de octubre, en torno a la festividad de la Virgen del Rosario del día 7, tiene una misa en su honor y una degustación de tortas en el plaza de la Constitución.

Como os decíamos al principio, el turismo de naturaleza y la explosión de actividades ligadas
con la aventura, es uno de los motores económicos de la zona. En los alrededores de Totalán, tienes varias rutas de senderismo. Os dejamos con varios enlaces con interesantes itinerarios como el que va hasta la playa de la Cala o a Moclinejo, entre otros.



La cocina de Totalán, al igual que en otros pueblos malagueños del entorno, está condicionada a la materia prima de la zona. En la cercana costa tienes una extensa gama de bares,
restaurantes y chiringuitos, en el centro del pueblo también cuentas con el Bar de Arriba y Abajo, el Hogar del Pensionista y el Bar del Arroyuelo que también nos venden vinos de cosecha propia. El plato estrella, sin lugar a dudas es la Chanfaina que tiene hasta una fiesta propia en Totalán, además de su degustación gratuita en el mes de noviembre, lo puedes tomar en los diferentes bares y restaurantes de la zona pero también hay recetas típicos como la calabaza frita con morcilla, los maimones, el gazpacho y ajo blanco tan típico en los pueblos de la Axarquía. Por si os animáis a hacer vuestro plato de chanfaina os dejamos con esta receta que seguro os gustará: La chanfaina lleva como ingredientes: patatas, aceite de oliva, vinagre, ajos, migas de pan y una variada cantidad de
especias: orégano, azafrán, pimienta, clavo, comino y laurel. Si se quiere, se completa con carne o morcilla en rodajas. Su preparación es bien sencilla: se fríen las patatas en aceite de oliva. Cuando están listas (no demasiado hechas) se apartan. En el mismo aceite se fríe la carne. Después se prepara el aliño con miga de pan, ajos azafrán, pimienta, clavo, comino, orégano, sal y vinagre. Finalmente se hierve todo junto en una cacerola y se puede también completar, con morcilla en rodajas. 
En el siguiente Vídeo podéis disfrutar de un paseo por los principales monumentos y lugares de interés de Totalán. Recuerda que todas las semanas seguimos recorriendo los Pueblos-andaluces. Suscríbete. Gracias.



jueves, 23 de julio de 2015

Cuevas de San Marcos (Málaga)

Cuevas de San Marcos es un municipio malagueño que está en la comarca Nororiental, al norte de Antequera y colindante con la provincia de Córdoba. Se encuentra a 413 metros sobre el nivel del mar y tiene una extensión superficial de 37 kilómetros cuadrados. La población en el año 2014, ascendía a 3951 habitantes. Málaga la capital de la Costa del Sol está a 85 kilómetros de
distancia y el gentilicio de los naturales del lugar es Cuevachos. Los Patrones de Cuevas de San Marcos son la Virgen del Carmen y el evangelista San Marcos.
Las primeras referencias de asentamientos humanos se remontan a la época cuaternaria y a los restos aparecidos en Cueva de Belda. También se han encontrado diferentes elementos de la Edad del Bronce y un menhir que es conocido como las Cruces. Ya Ptolomeo en su escritos geográficos de la península bética nos da datos de Belda en el año 298 antes de Cristo, igualmente se han encontrado ánforas, monedas y un féretro del Bajo Imperio Romano. Las tierras que actualmente ocupa el municipio de Cuevas de San Marcos fueron el escenario de hechos turbulentos desde la invasión musulmana hasta el siglo X. Omar Ben Hafsun construyó en el Cerro del Camorro una de sus fortalezas defensivas. De este modo, la zona se convertía en uno de los focos de resistencia adheridos a la rebelión liderada por el controvertido guerrillero andalusí contra el Emirato Omeya de Córdoba. El Alcaide de Antequera dispuso en el primer tercio del siglo XV una expedición de 350 hombres para la toma de Belda. Al no tener hombres suficientes para guarnecer la villa, ordenó que se 
destruyeran casas y la fortaleza. Se sabe que en aquel momento existían 4 cortijos, dos de ellos originarían Cuevas Altas, antigua denominación de Cuevasde San Marcos, mientras que de los otros dos surgiría Cuevas Bajas. En 1801 los vecinos de Cuevas Altas, solicitan al rey Carlos IV la independencia de Antequera, hablándose en aquellos documentos de manera indistinta de Cuevas Altas, Cuevas de San Marcos y la Villa Nueva de San Marcos. El paisaje, al igual que la economía de Cuevas de San Marcos, está dominado por la rotunda presencia
de los olivares, que en sus retorcidos troncos guardan los secretos de los típicos parajes del lugar. En los últimos años se han fortalecido otras actividades como la ganadería, los lácteos o las cooperativas textiles. Sin embargo, la riqueza de Cuevas de San Marcos sigue nutriéndose fundamentalmente de la agricultura que ha visto en el emergente turismo rural nuevas oportunidades de desarrollo sostenible.

·         Iglesia Parroquial de San Marcos. Es el monumento más importante del pueblo y tal como ocurre en numerosos Pueblos-andaluces, en torno al que se desarrolla la villa y se vertebra en su desarrollo arquitectónico. Es una construcción del siglo XVII que a finales del siglo XVIII tuvo que ser reconstruida. En su estructura destacan los elementos tardíos del barroco y neoclásico, tenido tres naves con bóveda de medio cañón y junto a la Epístola una gran torre campanario. En su interior destacan la Capilla del Sagrario y la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de José Martín Simón de 1936 y la de Nuestra Señora de los Dolores de época similar. Hay un lienzo del siglo XIX que está dedicado a la Virgen del Carmen, Patrona de la Villa.
·         Ermita de la Virgen del Carmen. Es del siglo XVIII y es de única planta con camarín
hexagonal que está dedicado a la Patrona de Cuevas de San Marcos. En su estructura destacan los elementos neogóticos con detalles de influencias neoclásicas. A finales del siglo XIX fue restaurada conservando su antigua torre de ladrilla y cerámica en el tejado.
·         Noria dela Aceña. No existen datos muy concretos de cuando pudo ser construida, existiendo algunas referencias documentales a finales del siglo XVIII. En principio era de estructura de madera que fue sustituida por la actual de hierro en los años treinta del siglo XX. Además de la tranquilidad del lugar y la belleza paisajística de sus alrededores, nos sirve para conocer el mecanismo y el funcionamiento de la noria para sacar el agua del río.
·         Puente de Luis de Armiñán. En su momento fue una de las obras civiles más importantes de la comarca, sirviendo para la comunicación de transporte entre Córdoba y Málaga. Destaca la singularidad de que su estructura está realizada toda mediante remaches y sin ninguna soldadura.
·         El Museo Arqueológico Municipal. Abrió las puertas en 1988 y la entrada es gratuita. Tiene como función ofrecerte un recorrido por la historia de Cuevas de San Marcos, a través de las diferentes colecciones y objetos que han aparecido en los yacimientos arqueológicos del municipio. Destaca una pieza de enterramiento que está datada en la Edad del Bronce y unos fragmentos de “terra sigilata” de la época romana. Igualmente puedes ver detalles romanos, nazarís y de la época alto medieval.
Igualmente tenemos que mencionar la importancia del yacimiento arqueológico de Medina Belda y la Falla de la sierra del Camorro que está declarada como monumento natural desde el año 1999.
El calendario festivo anual, al igual que en otros Pueblos-andaluces tiene una serie de fiestas que son comunes. Destacan las efemérides de la Virgen del Carmen, Patrona, del día 16 de julio, así como la feria principal en torno a la primera semana de agosto y que tiene sus antecedentes en la antigua feria de ganado. Las candelarias del mes de septiembre también tienen un papel singular. El día 25 de abril, Día del Patrón San Marcos, es típico irse al campo para “atar al diablo”, al tiempo que se comparten comidas y el hornazo junto al pantano de Iznajar.
La llegada del Carnaval nos trae en las semanas previas los Jueves de Compadres y Comadres, mientras que la Semana Santa amén de los Oficios Litúrgicos, procesiona el Domingo de Ramos, Jueves Santo y Domingo de Resurrección.
La solemnidad del Corpus Christi hace que cada año Cuevas de San Marcos se esmere más en la preparación de los distintos altares en los que se imparte la bendición al pueblo. Es habitual que los niños que han recibido la Primera Comunión en el año, acompañen al Santísimo entre cánticos y lluvias de flores.
La cocina de Cuevas de San Marcos se basa en los productos de la tierra, teniendo, al igual que en otros Pueblos-andaluces, al aceite y la harina como materias bases. En su gastronomía destacan recetas como el Hornazo de San Marcos, el Picadillo de zanahoria morada, la Porra típica antequerana que aquí lleva semillas de habas tiernas, los productos de la matanza del cerdo y como no sus afamados postres y dulces artesanales.

Por últimos, os dejamos con un Vídeo que recoge una selección de imágenes de Cuevas de San Marcos. Recuerda que todas las semanas, continuamos recorriendo los Pueblos-andaluces. Suscríbete. Gracias.






viernes, 17 de julio de 2015

Salobreña (Granada)

Salobreña es un municipio granadino en la Costa Tropical. Se encuentra a 68 metros sobre el nivel del mar y tiene una extensión superficial de 34,9 kilómetros cuadrados. Según el padrón municipal del año 2014 consta de 12.431 habitantes. Forma parte de la comarca de la Costa Granadina, estando la capital de la Alhambra a 75 kilómetros, aproximadamente. Málaga, la capital de la Costa del Sol, se encuentra a 85 kilómetros y Almería a 116 kilómetros, más o menos. El gentilicio de los naturales de Salobreña es salobreñero, aunque también son conocidos como morralleros. Los Patrones de la villa son San Onofre y la Virgen del Rosario.
El municipio salobreñero comprende los núcleos de población de Salobreña, Lobres, Playa Salobreña , Caleta-La Guardia, Monte Almendros, Alfa Mar, Costa Aguilera y El Pargo. En su término municipal desemboca el río Guadalfeo. Salobreña limita con los municipios de Motril, Vélez de Benaudalla, Los Guájares, Molvízar, Ítrabo y Almuñécar.
Según desprenden los diferentes estudios arqueológicos de la zona, existen referencias de antiguos poblamientos desde hace unos 6.000 años en la época del Neolítico. Especialmente interesantes son los materiales encontrados en la Cueva del Capitán y los hallazgos que demuestran que en la prehistoria el Peñón de Salobreña era una isla. Durante las épocas del Cobre y del Bronce, los sucesivos aportes dieron paso a una pequeña vega holocénica apta para la agricultura. Sin embargo, el mar cubría amplias zonas de La Caleta y el Portichuelo, por lo que el promontorio de Salobreña era una península cuyo istmo se proyectaba hacia tierra firme, observándose desde su cima la “Isla del Peñón”.
La llegada a nuestras costas de los fenicios en el siglo VIII antes de Cristo, marca un nuevo período de desarrollo. La pequeña factoría de la Selambina con actividad pesquera, la invasión cartaginesa y la ocupación romana desde el siglo II a.C, son otros hitos históricos importantes en la historia de Salobreña. Durante el Alto Imperio, siglos I-III después de Cristo la organización de Selambina está plenamente estructurada. Durante la época del Bajo Imperio siglo IV d.C, Salobreña es conocida como Segalvina, estando representada en el Concilio de Iliberis por el presbítero Silvanus.
La invasión árabe del año 713 hace que todo el territorio de Elvira cayera en poder de las tropas de Muza, existiendo también referencias que en el siglo X había un castillo en la Cora de Elvira. No es hasta el siglo XII cuando Al Idrisi nos habla de Salobreña como una alquería y a partir del siglo XIV cuando pasa a considerarse una Madina o ciudad completamente estructurada. El fin de la Salobreña musulmana se sitúa en el año 1.489, cuando tras la caída de Baza y Almería, toda la costa de Granada, bajo control de El Zagal, pasará a dominio castellano. La intervención de Francisco Ramírez de Madrid en la conquista de Salobreña fue sin duda decisiva, en premio de lo cual, los Reyes Católicos lo nombraron alcaide de su fortaleza. La rebelión de los habitantes de la ciudad a favor de Boabdil en 1.490, marcará el proceso de ocupación de la zona por los castellanos. Los musulmanes de las alquerías quedaron en sus lugares, mientras que la ciudad será ahora
ocupada íntegramente por los castellanos, quedando prácticamente despoblada durante mucho tiempo. La definitiva expulsión de la población musulmana se produjo con la rebelión de los moriscos granadinos en la Navidad de 1.568, en la Alpujarra. Los moriscos de la zona de Salobreña también se levantarían en armas por lo que en febrero de 1.569 tuvo que intervenir el Marqués de Mondéjar para someterlos.
Durante siglos la agricultura ha sido una de las principales fuentes económicas de la villa, siendo primero la caña de azúcar el elemento más pujante, pasando con posterioridad al
algodón y a partir del siglo XIX con un nuevo resurgir de la caña de azúcar y su industria, tras el agotamiento del cultivo algodonero hacia el año 1840. Los adelantos tecnológicos de Cuba se adaptaron a la zona continuando con una creciente actividad hasta que a finales del siglo XX se produce un paulatino abandono de producción que es suplida por la incorporación de los productos subtropicales.
El boom turístico de los años sesenta tuvo una menor incidencia en Salobreña, incorporándose a partir de los años 80 al incipiente sector turístico que ha hecho que haya aumentado considerablemente su población desde entonces.
·         Museo Histórico “Villa de Salobreña”. Sus instalaciones se encuentran repartidas en el antiguo edificio del Ayuntamiento. Durante la visita a la exposición podemos hacer un recorrido por los casi 6000 años de historia de Salobreña. Puedes disfrutar de elementos y
materiales encontrados en los diversos yacimientos arqueológicos de la zona. Está dispuesto en 2 salas, la primera destinada a la Arqueología y la Segunda a “Gabriel Guirado”, artesano local que tiene como principal obra una maqueta del Castillo y que completa la muestra con fotografías de diferentes épocas del siglo XX de Salobreña. Junto al museo está la
antigua Cárcel Real, construida en el siglo XVI y que tiene una interesante pieza de artillería del siglo XVII que procede del Castillo. El precio de entrada al museo son tan sólo 2 euros (año 2015) y el horario de visita de 10’15 a 14 horas y de 16 a 17’45 horas. Para grupos de más de 12 personas te ofrecen descuentos especiales.
·         Castillo de Salobreña. Desde su estratégica ubicación en un promontorio desde el que puedes disfrutar de las vistas panorámicas del mar mediterráneo, también divisas las nevadas cumbres de Sierra Nevada en invierno. Se trata de una construcción del siglo X que a lo largo
de su historia ha sufrido diversas reformas, existiendo más datos de su estructura castrense a partir del siglo XV. Durante la época nazarí llegó a albergar un palacio real que más tarde sería utilizado como prisión real, existiendo crónicas de que por sus muros pasaron Yusuf II, Muhammad VIII el Pequeño y Muley Hacén, entre otros. Tras la reconquista de 1489 es nombrado alcaide D. Francisco Ramírez de Madrid, conservándose su función militar hasta el siglo XVIII. Es de planta trapezoidal y se sabe que estaba compuesto de 4 torres: la del Homenaje, Torre Nueva, Torre Vieja y la del Polvorín. El horario de visita es de 10’15 a 14 horas y de 16’00 a 17’45 horas. El precio de la entrada es de 2 euros (Año 2015) y existen descuentos para grupos a partir de 12 personas.
·         Iglesiade la Virgen del Rosario. Se encuentra en las inmediaciones del castillo, en pleno centro histórico. Es una construcción de estilo mudéjar que está datada en el siglo XVI y que al igual que otras edificaciones tras la reconquista se levantó sobre los restos de una antigua mezquita árabe. En su interior destaca la imagen titular del templo de la Virgen que está datada entre los siglo XVI y XVII. Se puede visitar un rato antes de la misa diaria a las 20 horas y los domingos por la mañana.
El casco antiguo de Salobreña te sorprenderá con sus calles empinadas, estrechas y que corresponden a los típicos trazados árabes. Los barrios de la Loma, la Fuente, el Brocal o el Abaycín conservan bellos rincones con flores, ventanucos y falsos pasadizos. La Iglesia mudéjar del Rosario, el Paseo de las Flores y el Mirador del Postigo también merecen nuestra atención en Salobreña.
La cocina de Salobreña es rica y variada, fruto de la incorporación de recetas y platos de las diferentes civilizaciones y pueblos que han dejado su huella. El mar
mediterráneo con sus pescados son la base principal de su gastronomía,  escabeches, mariscos del puerto, espetos de sardinas, gazpachos y la incorporación de productos subtropicales a sus ensaladas están presentes en sus platos pero también la proximidad de las Alpujarras hace que nos encontremos las migas, jamones de Trevélez y embutidos artesanales. La excelencia de las chirimoyas, aguacates, mangos y la repostería de origen árabe también son especialmente destacables, así como los vino de la costa granaina. Tanto en el casco antiguo como en la zona del paseo marítimo, existen bares, restaurantes y chiringuitos en los que puedes disfrutar de la rica gastronomía de Salobreña. Bar Casa Emilio, Manolo, El Peseta o el restaurante El Peñón. Os dejamos con un Vídeo de TOP Restaurantes Pueblos-andaluces en Chiringuito Casa Emilio.

El programa festivo de Salobreña, al igual que en otros Pueblos-andaluces, tiene a los Carnavales en los días previos a la Cuaresma como una explosión colorista, animada y que da
rienda suelta a la imaginación de vecinos y allegados. La Semana Santa tiene la singularidad de unas calles empinadas, estrechas y que conservan el encanto andaluz. Destaca especialmente la procesión de la Virgen de la Soledad del Viernes Santo que en la que sólo participan mujeres. El mes de mayo se viste de flores en torno a la festividad del Día de la Cruz que conmemora el hallazgo del Santo Madero, mientras que a finales de junio son San Juan y San Pedro los protagonistas de la feria principal de Salobreña. La llegada de la época estival nos trae un
completo programa de Verano en el que están presentes actuaciones musicales, competiciones deportivas y otros eventos culturales en el Paseo Marítimo y el Parque de la Fuente, teniendo su momento más álgido en la Procesión marítima de la Virgen del Carmen del día 16 de julio y el Festival “Lucero del Alba” del mes de agosto. El día 8 de octubre se honra honores a la Patrona Virgen del Rosario con una romería. Otras pedanías y barriadas también preparan distintas verbenas y otros actos culturales.

Por último, aquí tenéis un Vídeo con una selección de imágenes de Salobreña. Recuerda que todas las semanas tenemos una nueva entrega de Pueblos-andaluces. Suscríbete. Gracias.


sábado, 11 de julio de 2015

Vejer de la Frontera (Cádiz)



Vejer de la Frontera es una localidad gaditana que se encuentra al Sur Oeste de la provincia, a unos 54 kilómetros, más o menos, de Cádiz. Tiene una extensión superficial de 262,9 kilómetros cuadrados y una población, según el censo municipal del año 2015, de 12.897 habitantes. Limita con el océano Atlántico y los municipios de Conil, Chiclana, Medina Sidonia, Tarifa y Barbate. La orografía del terreno está condicionada con su privilegiada situación en un cerro a unos 200 metros de altitud con unas vistas maravillosas de la costa que está a 8 kilómetros, aproximadamente y al paso del río Barbate.

Historia
Existen testimonios de presencia humana desde época muy antigua, concretamente han aparecido materiales de la Edad del Bronce y está demostrada la existencia de un poblado en el siglo VII antes de Cristo. En el mismo lugar se han encontrado algunos materiales y restos de muros de época turdetana, así como algunas cerámicas de época romana. En su Término se ha localizado también una villa
romana con ricos pavimentos de mosaicos, y en la Ermita de la Oliva se conserva una inscripción romana reutilizada en época visigoda. De la presencia romana se podría destacar la "Villa de Libreros" y el "Horno del Chorrillo".
En el siglo VIII tuvo lugar la famosa Batalla de la Janda, siendo reconquistada en dos fases: En el año 1250 se produce la primera conquista por el Rey Fernando III y la revuelta de 1264 hizo que hasta finales de 1285 no se produjera la expulsión definitiva de la población mudéjar. En 1307, tras una segunda repoblación pasó a ser señorío de Alonso Pérez de Guzmán "El Bueno", que ya estaba en posesión de desde 1299 del señorío de las almadrabas de toda la zona del Estrecho y que tras la toma de Tarifa se había convertido también en el defensor del Estrecho, llegando a ser dueño y señor, después del rey, de estas tierras. De él heredarían la titulación de la villa los Duques de Medina Sidonia. Durante los siglos XV y XVI, la vida de Vejer transcurrió bajo dominio de los Guzmanes, destacándose ya en la edad Moderna el enfrentamiento de los vejeriegos, con Juan Relinque a la cabeza, contra los Duques de Medina Sidonia por el control de las tierras comunales, denominadas Hazas de Suerte.
Las transformaciones políticas del S. XIX y las desamortizaciones repercutieron en
las titulaciones de las propiedades, que en parte pasan del dominio ducal a manos burguesas sin conseguirse el desarrollo industrial necesario en la ciudad que ha seguido centrando su actividad económica en la producción agraria y ganadera. El convulso comienzo del siglo XX y los desastres de la guerra civil española, provocaron duros tiempos de penurias económicas que van superándose. El 11 de marzo de 1938 se segrega Barbate, pasando de una población de unos 18.000 habitantes a unos 10.500 habitantes, aproximadamente. Entre 1940 y 1960, comienza a recuperarse demográficamente en función de su actividad agrícola pero nuevamente la emigración de los años sesenta hizo que se produjera una nueva merma en su población. La declaración en 1976 de su casco antiguo como Conjunto Histórico y Artístico, el I Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos y el auge del turismo que se produce en Andalucía a partir de la década de los 80-90, han hecho que nuevamente la villa cuente con un período de prosperidad, encontrándose en numerosas guías como uno de los Pueblos más bellos de España.

Monumento y lugares de interés.

·        Iglesia Parroquial delDivino Salvador. Al igual que en la mayoría de pueblos-
andaluces su construcción se realizó sobre una anterior mezquita árabe. Es de planta basilical y está compuesta por 3 naves, siendo la central más alta que las laterales. En su estructura destacan los elementos góticos mudéjares del siglo XIV con otros aspectos barrocos. El altar mayor es del siglo XVII y fue realizado por el maestro Francisco de Villegas.
·        Castillo. Es una construcción que está datada entre los siglo X y XI, época de Abderramán I y sucesores. En el patio principal se encuentra el antiguo aljibe y
desde el patio de armas podemos acceder a las almenas desde la que disfrutaremos de unas bellísimas estampas del pueblo. En este patio se encuentra la vivienda particular que fue transformada por Pedro Muñoz de Arenillas en la segunda mitad del s. XIV, la cual fue comparada al Marqués de Martorell. En el S. XIV fue residencia de los Duques de Medina Sidonia, señor de Vejer. Se encuentra englobado dentro del grupo de “Castillos menores” por poseer sólo una puerta de entrada y salida colocada en el punto más accesible y de más fácil defensa. La puerta de herradura enmarcada en un alfiz es el vestigio más apreciado de origen árabe que aún se conserva.
·        Convento de las Monjas Concepcionistas
Se conserva la iglesia de lo que fue el 
original Convento de Nuestra Señora 
de la Concepción, fundado por 
D Juan de Amaya en 1552. 
Actualmente acoge el Museo Municipal 
de Costumbres y Tradiciones 
Populares. Justo al lado, tenemos 
la calle más emblemática de Vejer “El 
Arco de las Monjas” sucesión de contrafuertes que fueron colocados en el siglo XVIII tras el terremoto de Lisboa.

·        Casa del Mayorazgo. Es una casa solariega de estilo barroco que pertenece al siglo XVIII y que comunica con la Torre del Mayorazgo. Actualmente están en manos privadas, aunque la familia propietaria permite la visita previa petición.
·        Palacio del Marqués deTamarón. Actualmente se destina como sede de la Casa de la Cultura y Biblioteca Municipal. Es una construcción de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII.
·        Plaza de España. Sus orígenes se remontan al siglo XVI y pertenece a las primeras extensiones del casco antiguo extramuros tras la reconquista. Durante algunos siglos se destinó para la celebración de festejos taurinos. Destaca por una
fuente central que se construyó en 1957 que vertebra y da colorido a la plaza. Está realizada con azulejos típicos sevillanos y también es conocida popularmente como la plaza de los Pescaítos. Es el centro neurálgico de la villa, estando formada por el Ayuntamiento, el Juzgado de Paz y diversos bares y restaurantes.
Además de un rico patrimonio en el casco antiguo, Vejer de la Frontera, también tiene otros lugares que merecen tu atención como sus famosos Molinos de Viento, el Santuario de la Patrona la Virgen de la Oliva o el Acueducto Romano de Santa Luca.
Al ser una villa indudablemente turística, Vejer de la Frontera, tiene una amplia oferta gastronómica. En su cocina destacan platos como el potaje de castañas, la sopa de tagarninas, el lomo en manteca o el gazpacho.
Os dejamos con un Vídeo del restaurante Marengo que figura en el TOP Restaurantes Pueblos-andaluces.

Fiestas

El calendario festivo, al igual que en otros pueblos-andaluces del entorno coincide en fechas y celebraciones. Los carnavales dan rienda suelta a todo el arte gaditano para las coplillas de chirigotas y comparsas. La semana santa se vive de una manera más intimista, gracias al singular marco de las calles de Vejer. Un total de 3 hermandades hacen estación de penitencia por sus callejuelas: La del Cristo de la Oliva que sale el miércoles santo, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno al día siguiente y la de la Virgen de la Soledad en el luto del Viernes Santo, completan unos días de ardor religioso. El Toro Embolado es la gran fiesta que vive Vejer cada Domingo de
Resurrección con la suelta de 2 toros que van desde la Plazuela hasta la Avenida de San Miguel. La Feria de Primavera, las Quemas de San Juan y la Velada de Nuestra Señora de la Oliva en el mes de agosto, completan un variado programa en el que desde hace más de 30 años se ha hecho un hueco la Subida Automovilística a Vejer, puntuable para el campeonato de Andalucía de montaña.

A continuación os dejamos con un Vídeo en el que puedes recorrer los principales monumentos y lugares de interés de uno de los Pueblos-andaluces más bellos de España. Recuerda que todas las semanas tienes una nueva entrega. Suscríbete. Gracias.



sábado, 4 de julio de 2015

Cuevas Bajas (Málaga)

Cuevas Bajas se encuentra a tan sólo 28 kilómetros de Antequera y a unos 22 kilómetros de la localidad cordobesa de Lucena. Málaga la capital de la Costa del Sol, dista unos 72 kilómetros, más o menos. Tiene una población según el padrón municipal del año 2104 de 1.431 habitantes. Está situada a 313 metros sobre el nivel del mar y tiene una extensión superficial de 16,5 kilómetros cuadrados. La orografía del terreno está condicionada a un pequeño valle, al rio Genil y al Arroyo Burriana, estando rodeados sus campos de olivares y almendros. Junto a la
agricultura, la ganadería constituye la base económica del pueblo. Cuevas Bajas limita con los términos municipales de Benamejí, Encinas Reales, Cuevas de San Marcos, Villanueva de Algaidas y Antequera. Además del propio pueblo, las aldeas del Cedrón y la Moheda, conforman el municipio. El punto más alto de Cuevas Bajas, se encuentra en el cerro de La Cruz, a 768 metros de altitud.

Historia
Los antecedentes históricos de Cuevas Bajas, se remontan a la época del Paleolítico (40.000 años antes de Cristo). Han aparecido restos de presencia humana en la Cueva de Belda, las terrazas del río Genil y en una necrópolis de cuevas artificiales que está datada en la Edad del Cobre. Durante la época romana, en torno al s. II, junto al núcleo urbano actual, pasaba una de las calzadas romanas recogida en el itinerario de Antonio, la vía Antoniana, es en esta época cuando los romanos dedicaron estos terrenos junto al río Singilis (Genil en su denominación actual), dada la riqueza de los mismos, a la vid, al olivo y sobre todo al cereal. En todo el término municipal se han encontrado numerosos vestigios de villas romanas, destacando los restos de un puente sobre el Arroyo de las Pozas, las termas de Villa del Burriana y los Baños de Escobar, entre otros elementos.
Durante la época medieval, tanto Cuevas Bajas como Cuevas Altas eran conocidas como Cuevas de Belda, antiguos poblados musulmanes que serían  reconquistados en el año 1426 por el Infante de Antequera D. Pedro de Narváez. Tras la reconquista y el reparto de las tierras de la villa, se produce una repoblación de las aldeas del Cedrón y la Moheda, tras la expulsión de judíos y musulmanes pasan a ser dehesa de la comunidad de Jesuitas. Es a partir de ese momento cuando comienza a configurarse lo que hoy conocemos como Cuevas Bajas, contando a principios del siglo XVIII con alrededor 1.400 habitantes. Es a partir de la independencia de Antequera el 7 de agosto de 1819, cuando comienza una época de esplendor que daría con casi 3.000 habitantes a principios del siglo XX. Los comienzos convulsos del siglo XX y los terribles sucesos de la guerra civil, postguerra y emigración,


·         Iglesia de San Juan Bautista. Al igual que en la mayoría de Pueblos-andaluces, es la construcción principal del pueblo y entorno a la que se produce la vertebración urbanística de la villa. Se construyó a principios del siglo XVIII sobre una anterior ermita que había desde la

    reconquista. En su estructura destaca la torre con campanario y frontón triangular. En el interior consta de 3 naves que están separadas por arcos de medio punto sobre gruesos pilares, siendo la capilla del Sagrario el elemento más singular por su ubicación en el lateral izquierdo. El Altar Mayor se realizó en 1706 y la pila bautismal está datada en 1606. Respecto a la imaginería tenemos una bella imagen de Jesús Nazareno de Castillo Lastrucci y un San José de escuela antequerana de finales del XVIII. La Virgen de los Dolores es de finales del siglo XIX.
·         Antigua Fuente Municipal. Situada junto a la Iglesia de San Juan Bautista, facilitaba agua a la villa desde el siglo XVI. Es de estructura circular con un pivote central del que salen cuatro caños y está realizada en piedra. Actualmente se encuentra ubicada en el parque infantil.
·         Chimenea de Fábrica de Aceite. Se trata de los restos de una antigua fábrica de aceite que perteneció a la familia Artacho y que está fechada en 1902. Su importancia es más bien simbólica y tiene como finalidad recordarnos una época de esplendor de la villa con una importante producción de aceite. En su estructura destaca el remate de una cruz y veleta.

·         Ermita de San Antón y otras ermitas callejeras. En el pueblo existían diversas ermitas callejeras, siendo la más importante la que estaba dedicada a San Antón y que se edificó a

     principios del siglo XIX. Debido a su estado de abandono en el mismo solar se construyó un conjunto de viviendas que conserva en su fachada la bendita imagen de San Antón. En la actualidad se conservan 2 ermitas, una en el Cortijo de la Barca que está erigida en honor a la Virgen de Araceli y la otra en el Cementerio Municipal que está dedicada a la Virgen del Carmen. Igualmente siguen existiendo numerosas hornacinas, pequeñas capillitas y azulejos colocados en las fachadas de la vivienda y que nos recuerdan el profundo sentir religioso de los hombres y mujeres de Cuevas Bajas.
·         Noria de la Agusadera. Es del siglo XIX y servía para abastecer de riego a la zona de la Agusadera, extrayendo sus aguas del río Genil. Se ha convertido en uno de los referentes simbólicos del municipio, encontrándose en el Soto del Río Genil.
Otros lugares de interés en Cuevas Bajas son las barriadas de Moheda y Cedrón con sus
elementos típicos de la época medieval. Igualmente en el casco antiguo de la villa tenemos las casas solariegas de la Calle Real, la Casa de los Cristales y la Casa de Felipe Quintana. Igualmente interesante es la antigua venta de Juan González que tuvo un papel estratégico en las fechorías de los bandoleros de la zona como el Chato de Benamejí, Antonio Vargas Heredia o los Caldera, entre otros.
·         La Candelaria. Se celebra el día 2 de febrero y está dedicada a la fiesta de la Purificación de la Madre de Dios. Además de la solemne función religiosa se organizan hogueras por el pueblo y los vecinos aprovecha la ocasión para compartir momentos de diversión, entre comidas, bailes y alegrías.
·         San Blas. El día 3 de febrero es tradicional regalar las rosquitas de pan de San Blas que van atadas por un lazo.

·         Semana Santa. Según se desprenden de los testimonios orales y de las escasísimas fuentes escritas que hay, las procesiones tuvieron sus inicios en el siglo XVII o XVIII. En la actualidad salen en procesión Jesús Nazareno, el Santo Entierro y la Virgen de los Dolores. La primera es obra de Castillo

       Lastrucci de 1938, siguiendo el modelo del Jesús del Santo Suplicio de Antonio Castillo para la Cofradía de Zamarrilla de Málaga de 1926. La imagen del Santo Entierro es una talla seriada de los estudios de Olot, mientras que la de la Virgen de los Dolores es una escultura del siglo XIX de autor desconocido. Las procesiones se desarrollan durante el Jueves y Viernes Santo, aunque en la actualidad no existe Cofradía erigida canónicamente en Cuevas Bajas la realiza la comunidad parroquial.
·         San Marcos. Jornada campera en la que vecinos y allegados se congregan en los campos cercanos y reviven la vieja tradicional de “Atar el Diablo”, consistente en un nudo de jaragamos. Es costumbre degustar las tortas de aceite y el popular hornazo.
·         Semana Cultural. En torno a la onomástica de San Juan Bautista, patrón de Cuevas Bajas, se organizan una serie de actividades culturales desde 1979. El programa incluye la verbena popular de la noche de San Juan del 23 de junio.
·         Romería de San Juan. Dentro de las fiestas patronales y la semana cultural que se organiza en torno al 24 de junio, festividad de San Juan, destaca la romería en los chopos del río Genil.
·         Feria de Agosto. Es una de las fiestas más antiguas de Cuevas Bajas, teniendo sus orígenes en la antigua Real Feria del Ganado. El programa festivo se desarrolla en torno a la fiesta de la Virgen del día 15 de agosto, instalándose la caseta municipal en la plaza del pueblo.
·         Fiesta de la Zanahoria Morá. Si existe un producto estrella en Cuevas Bajas, ése es la Zanahoria que por estos lares tiene un curioso color morado. La exclusividad de su producción en Cuevas Bajas ha hecho que cada primer domingo del mes de diciembre, se organice un evento para su promoción, al tiempo que se organizan degustaciones de embutidos, vinos, migas y otras recetas con zanahorias. Igualmente se preparan actuaciones musicales en directo, juegos y exposiciones.
Gastronomía
Como mencionábamos anteriormente el producto más emblemático de Cuevas Bajas es su
singular “zanahoria morá”, pero al igual que en otros pueblos-andaluces el aceite de oliva y la almendra son la base de muchas de sus recetas. La famosa bebida casera “resoli” se prepara con anís dulce, café y hierbaluisa. Otros platos destacados son las migas con zanahoria morá, la porra fría especie de salmorejo y los roscos de vino o el arroz con castañas. Al igual que en otros pueblos cercanos a Antequera, el famoso mollete está presente en su gastronomía, así como los encurtidos de aceituna y otras recetas ancestrales de la repostería mozárabe. En Cuevas Bajas, tenéis diversos bares y restaurantes en los que podéis degustar las recetas mencionadas y otros platos típicamente malagueños y andaluces. Cafetería Al-Andalús, Bar el Mirador, Restaurante Lola o Bar Toni, son sólo algunas de las diversas opciones que existen.

A continuación os dejamos con un Vídeo en el que podéis recorrer los principales monumentos ylugares de interés de Cuevas Bajas. Recuerda que todas las semanas seguimos recorriendo los #Pueblos-andaluces. Suscríbete. Gracias.