sábado, 2 de enero de 2016

Archidona (Málaga)


                         Archidona en Pueblos-andaluces
Recorremos la localidad malagueña de Archidona que está ubicada en la comarca de Antequera y que dista unos 52 kilómetros, aproximadamente de Málaga. Tiene una extensión superficial de 185,6 kilómetros cuadrados y se encuentra a 713 metros sobre el nivel del mar. Su población, según el censo del año 2014, asciende a 8.577 habitantes. Otros núcleos menores del municipio son Salinas, Estación de Archidona y Huertas del Río. El gentilicio de los nacidos en Archidona es “archidonés”. El término municipal limita con los municipios de Villanueva de Algaidas y Villanueva de Tapia al norte; con Villanueva del Trabuco y Villanueva del Rosario al sur; al oeste con Antequera; y al este, con el municipio de Loja, en la provincia de Granada. La orografía del terreno está condicionada por su situación en la falda de la Sierra de Gracia, a camino entre la cuenca del río Guadalhorce y la del Genil. Archidona obtuvo el título de ciudad en 1901 y desde 1980 su casco antiguo está reconocido como Conjunto Histórico-Artístico.

Historia
Existen restos arqueológicos en el término municipal de Archidona que nos confirman la presencia humana desde la época del Paleolítico Inferior. Al igual que ocurre en otros Pueblos-andaluces, los historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de concretar el topónimo de la

ciudad. Según J. H. Xavarino, el nombre actual procedería de la expresión prerromana arri-exi-dun-a, que significa "la que tiene cerco de piedra", mientras que hay otra corriente que nos dice que más bien tendría un origen latino de la expresión “Arx Domina o Arcis Domina” que significa “señora de las alturas”. Durante la época árabe la llamaron “Arxiduna”. De la Prehistoria destacan los yacimientos de la Cueva de las Grajas y de la pedanía de Huertas del Río. Igualmente de la Edad Antigua tenemos varios recintos fortificados en las zonas de La Hoya, Las Capacheras y Cortijo Catalán, lugares en los que también han aparecido fragmentos de ánforas ibero-púnicas y monedas hispano-cartaginesas. Son los fenicios los que fundan la ciudad de Escua y comienzan a construir las primeras murallas que irían completando cartagineses, romanos y árabes. Es durante la época árabe cuando Archidona alcanza un prominente papel en el reino, llegando a ser capital de la Cora de Rayya. En el 756 es proclamado en su Alcazaba el emir Abderramán I dando comienzo el Emirato independiente de Córdoba. Estuvo en el centro de la rebelión muladí­ de finales del siglo IX y principios del X, encabezada por Omar Ben Hafsún, quien la convirtió en plaza fuerte. En el año 907 fue

conquistada de nuevo por el emir Abd Allah. Y tras la caí­da de Bobastro, fortaleza centro de la rebelión de Omar Ben Hafsún, en manos de Abderramán III en el año 928, la comarca conoció una época de riqueza, fomento del comercio, la industria y la agricultura. Sin embargo, esta época de esplendor terminarí­a con el desmembramiento polí­tico y económico que supuso el perí­odo histórico conocido como de los Reinos de Taifas; así­ a finales del s. XI, las tierras dependientes de la villa se encontraban abandonadas y empobrecidas. Y es en el siglo XI, tras los disturbios y enfrentamientos entre los califas de Córdoba y los reinos de taifas, cuando Archidona queda destruida casi por completo y no sería hasta 1238 cuando, una vez integrada en el reino nazarí de Granada, la ciudad vuelve a experimentar de nuevo un crecimiento económico. A partir de 1326, sus tierras sufrirían ataques continuos para la reconquista que no llegaría hasta la toma de D. Pedro de Girón, maestre de Calatrava en 1462. Al año siguiente la villa es
entregada al hijo del conquistador, Alonso Téllez Girón y tendría un papel estratégico importante en la toma de la ciudad de Vélez Málaga por los Reyes Católicos en 1487. Es a principios del siglo XVI cuando se erige la Parroquia de Santa Ana y comienza la expansión de la Villa Alta hacia la Villa Baja. Es en el siglo XVIII cuando se construye uno de los símbolos de Archidona, su famosa Plaza Ochavada que es uno de los elementos más destacados del barroco andaluz dieciochesco. Durante el siglo XIX Archidona experimenta una importante reducción de su territorio municipal, debido al establecimiento de municipios independientes en torno a varios núcleos de población: las llamadas Villas Nuevas. Ya a mediados del siglo XVI se había segregado la población de El Entredicho, que pasó a denominarse Villa Nueva de Tapia, en honor a Pedro de Tapia, quien
obtuvo la jurisdicción del partido. Siguiendo este ejemplo, en el siglo XIX, se segregan: la población de la Puebla del Saucedo, que se convirtió en Villa Nueva del Rosario; Puebla del Trabuco, que pasa a denominarse Villa Nueva del Trabuco; y el Partido de Algaidas, que pasa a llamarse Villa Nueva de Algaidas. La evolución demográfica de Archidona entre 1787 y la actualidad, tiene dos momentos diferenciados. Por un lado tenemos un inicio de prosperidad pasando desde los 6971 habitantes hasta los 5684 vecinos en 1842. Superados los primeros momentos tras las segregaciones que hemos apuntado se produce una expansión que alcanzaría los 12319 habitantes en 1950. La emigración masiva a otros lugares de España, localidades vecinas y países como Suiza y Alemania harían que la población volviera a descender hasta los 8206 habitantes en el 2001. Los nuevos tiempos democráticos, la llegada de la sociedad del bienestar y la explosión del turismo cultural de interior de Andalucía, han ayudado que Archidona vuelva a mirar el futuro con optimismo. A ello también ayuda la importancia de la agricultura con su producción olivarera y la defensa rigurosa que siempre ha hecho de su Patrimonio, de sus tradiciones y de sus monumentos. Desde 1980, Archidona está reconocida como Conjunto Histórico y Artístico.

Monumentos y lugares de interés
·         Castillo y Murallas. Es una construcción del siglo IX que tuvo que ser reedificada por Alhamar en el siglo XIII, aunque se atribuye a los cartagineses las primeras murallas defensivas. Se encuentra en un punto estratégico de la Sierra de Gracia, destacando en su estructura la Puerta del Sol que aún se conservan junto a restos de muros, aljibe y torre principal. En su interior se

construyó el Santuario de Nuestra Señora de Gracia sobre los restos de una mezquita. En el año 756 en su interior fue proclamado como emir Adberramán I, siendo conquistado por el muladí Omar Ibn Hafsún varias veces, hasta la reconquista de Abderramán III en el año 907. Los restos del Castillo están declarados como Bien de Interés Cultural.

·         Ermita de la Virgen de Gracia. Tal como hemos apuntado anteriormente se encuentra en el interior del castillo y fue construida sobre los restos de una antigua mezquita árabe en 1462,

tras la reconquista. En su interior se conservan los tramos iniciales de las naves con columnas de origen romano y visigodo. Ha sufrido diversas reformas a lo largo de su historia, destacando las llevadas a cabo en los siglos XVII y XVIII. Como elementos más singulares conservan una pintura anónima de la escuela italiana gótica del siglo XV y pila bautismal de la misma fecha. Interesantes también son los arcos de herradura que están levantados sobre gruesas columnas y capiteles cúbicos. Está consagrada a la Virgen de Gracia, patrona de Archidona, talla de finales del siglo XV.

             ·         Centro de Interpretación de la cultura Mozárabe. Se encuentra ubicado en el Santuario de la Virgen de Gracia, intramuros del Castillo, en un edificio que se edificó a finales del siglo XVIII en el patio de la Ermita. Tiene como finalidad promover y difundir el pasado mozárabe de la ciudad, destacando la instalación museográfica con paneles informativos, imágenes gráficas e ilustraciones.
·         Convento de las Hermanas de la Cruz. El convento se fundó el 15 de octubre de 1929 y está inspirado en el carisma de la Santa Sor Ángela de la Cruz (Sevilla 1846 – Ibídem 1932): “servir a los pobres por amor a Jesucristo”.  En su estructura destaca un patio interior sobre el que se distribuyen las distintas dependencias del convento.
·         Convento de las Mínimas. El Convento de Jesús María fue fundado en 1551 por el Conde Ureña para la orden de las Monjas Mínimas de San Francisco de Paula. En la actualidad sigue habitado por las monjas, destacando en su estructura una torre barroca de ladrillo que se construyó entre 1615 y 1618 y que está coronada por un capitel de cerámica con los colores del escudo de Andalucía. En su interior tenemos como elementos más singulares la llamada “Virgen del Fuelle”, talla flamenca de estilo renacentista y el retablo mayor del siglo XVIII con las imágenes de los Beatos Mínimos Gaspar y Nicolás.

·         Convento de Santo Domingo. Es el convento más antiguo de Archidona, siendo fundado por el conde de Ureña el 17 de marzo de 1547. Actualmente en sus dependencias se encuentra un hotel

escuela. Estuvo habitado por la Orden Dominica hasta la desamortización de Mendizábal del siglo XIX. La Iglesia siguió acogiendo hasta mediados del siglo XX a las Cofradías del Dulce Nombre y de la Humildad, además de la venerada imagen de la Virgen del Rosario. Tras abandono y estado ruinoso es 1988, cuando se acomete su reconstrucción para adaptarlo a su funcionamiento actual. En la iglesia se conservan yeserías originales y camarines laterales como elementos más interesantes.

·         Edificio de la Cilla. Es una construcción del siglo XVI que se utilizaba como Antiguo Pósito o almacén de cereales del Duque de Osuna, Señor de la Villa de Archidona. En su estructura destaca la portada barroca de piedra labrada del siglo XVIII con escudos de los Duques de Osuna y azulejo sevillano conmemorativo del primer centenario de la concesión a la villa del título de “Ciudad (1901-2001). En la actualidad se utiliza como Museo Municipal, Centro de Interpretación del Patrimonio Histórico-Cultural y Biblioteca. Como Ayuntamiento estuvo funcionando desde su rehabilitación en la década de los años ochenta del siglo XX hasta el 2010.

·         Ermita de San Antonio. Es una construcción del siglo XVIII que responde a los modelos típicos de ermitas populares andaluzas. Fue restaurada en el año 2000 y acoge a la imagen titular de San Antonio. En su estructura destaca una pequeña espadaña con arco de medio punto, así como un lienzo de San Antonio del siglo XVIII y una imagen de la Virgen del Carmen.
·         Ermita del Santo Cristo. Se encuentra a camino al Santuario de la Virgen de Gracia,

habiéndose construido en el siglo XVIII. Fue totalmente remodelado y restaurado en 1997. En su estructura destaca un amplio patio rectangular que precede a la capilla y una portada con frontón partido y hornacina que está rematada con cruz de forja. En el interior preside la imagen titular de un Crucificado que da nombre a la ermita.

·         Escuelas Pías. Las escuelas se fundaron en 1757 y el edificio de sus dependencias se terminó en 1794, bajo las órdenes del maestro alarife Blas del Espíritu Santo. Hasta 1950 continuó funcionando como colegio de las Escuelas Pías. Actualmente ofrece los servicios educativos del Instituto de Enseñanza Secundaria “Luis Barahona de Soto”. En sus aulas estudió D. Blas Infante, conocido como el Padre de la Patria Andaluza, entre 1896 y 1900. El solar ocupa 2736 metros cuadrados y está clasificado como monumento de interés histórico y artístico.
·         Ermita del Nazareno. Se encuentra junto a las Escuelas Pías y se construyó en el siglo XVIII, sobre una primitiva ermita del siglo XVI a la que estuvo adscrito el antiguo Hospital de la Sangre. Con la fundación de las Escuelas quedó agregada al colegio escolapio hasta 1950. Actualmente es la sede canónica de la Cofradía del Nazareno, imagen de un incalculable valor histórico de finales del siglo XVI o principios del XVII que está atribuida al maestro Pablo de Rojas.

·         Iglesia de la Victoria. Es una construcción de mediados del siglo XVI que perteneció al desaparecido Convento de Frailes Mínimos de San Francisco de Paula que se fundó en 1556 sobre la emita de Santa Catalina. Tras la guerra de la Independencia, el complejo quedó completamente devastado conservándose solo la Iglesia. En su estructura destaca el retablo mayor del siglo XVIII y el camarín de San Francisco de Paula que ocupa en la actualidad la Virgen de la Paz. Actualmente es sede canónica de las Cofradías de la Pollínica, del Huerto y del Dulce Nombre, así como de la Agrupación de Cofradías de Archidona.
·         Iglesia de Santa Ana. Es una construcción de principios del siglo XVI de estilo gótico original que ha ido incorporando otros detalles arquitectónicos en reformas posteriores. En un primer momento estuvo erigida bajo la advocación de Santa María y se edificó sobre una antigua mezquita árabe. En el siglo XVIII se añadieron la sacristía, el coro y el retablo mayor, entre otros elementos. Destaca el patrimonio iconográfico de la Semana Santa de Archidona que hay en su interior con el Cristo de la Humildad, el Señor de la Columna, el Cristo del Descendimiento y el Santo Sepulcro del siglo XVI. La dificultosa y empinada escalinata que hay a la entrada de la Iglesia aporta estampas únicas de incuestionable belleza a la salida de las Cofradías en Semana Santa.

·         Plaza Ochavada. Sin duda es el elemento diferenciador y más conocido del rico y amplio patrimonio de Archidona. Es una auténtica joya del urbanismo andaluz del siglo XVIII. En su diseño se conjugan los elementos del urbanismo francés y la tradición mudéjar andaluza. Hasta 1956 se utilizaba como plaza de toros, recuperándose la tradición en algunos momentos especiales. Tiene un trazado octogonal y fue construida en 1786 por los maestros alarifes locales D. Antonio González y Francisco Astorga. Durante la Semana Santa de Archidona es paso obligado de las Cofradías, viviéndose momentos únicos y de una indudable belleza plástica.

Gastronomía
La cocina de Archidona es bastante parecida a la de la vecina Antequera. Son platos típicos de Archidona la porra archidonesa, el gazpachuelo, los maimones o la caldereta de borrego. Igualmente el mollete tiene en sus panaderías su mejor expresión y son afamados los dulces de las monjas mínimas. De forma artesanal también se elaboran quesos de cabra y su aceite es único. En el casco antiguo de Archidona, tienes muchas opciones variadas para disfrutar de su rica gastronomía. Bar los Paquiros, la Veleta, el restaurante Escua, Las Palomas, los Arcos o las Rejas … Tal como es habitual en nuestra sección, os dejamos con un Vídeo de nuestra opción TOP Restaurantes Pueblos-andaluces en Archidona: “Restaurante Central”.

Fiestas y tradiciones populares
·         La Candelaria. Al igual que en numerosos Pueblos-andaluces la Festividad de la Purificación de la Virgen María del día 2 de febrero, tiene una celebración especial en Archidona. Tienes unos antecedentes históricos que se remontan al siglo XVI, mencionándose en las propias
Ordenanzas de la Villa de Archidona en 1598. Es costumbre celebrar una Santa Misa en honora la Virgen de la Candelaria, venerada en la Iglesia de Santa Ana y que se le ofrezca una torta y dos pichones. Posteriormente se organiza una gran hoguera en la plaza con la vela encendida de la Virgen. Al día siguiente, se celebra San Blas, siendo costumbre que los niños porten roscos bendecidos por el Santo para que les proteja los males de garganta.
·         Carnaval. El carnaval es una fiesta pagana que se celebra en las semanas anteriores al comienzo de la Cuaresma. Es costumbre revivir sucesivamente los Jueves de Comadres, Compadres y de Padres e Hijos, igualmente tiene su mayor expresión cultural con el tradicional pasacalles que recorre el casco histórico de Archidona.  También se organizan concursos de disfraces, murgas, comparsas y elecciones de la Venus y Ninfas del Carnaval. Tod o concluye con el “Entierro de la Sardina” que es quemado posteriormente.

·         Semana Santa. La Semana Santa de Archidona está reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Un total de 6 Cofradías son las que hacen Catequesis Plástica por las calles de Archidona: “La Pollinica, El Huerto, El Nazareno, El Dulce Nombre, La Humildad y La Soledad”. Los antecedentes históricos de la Semana Santa de Archidona se remontan a principios del siglo XVI, fomentándose especialmente con la llegada de los dominicos y de los franciscanos de la Orden Mínima a mediados de siglo. La fundación en 1924 de la Agrupación de Cofradías supondría un nuevo impulso cofrade que sin embargo, se interrumpiría con el estallido de la guerra civil española. Es a partir de la década de los años setenta cuando se produce un nuevo impulso cofradiero con la llegada masiva de jóvenes a la
Semana Santa, fenómeno que aún se enriquecería más con la incorporación de la mujer a las Cofradías. El legado patrimonial que conserva la Semana Santa de Archidona es rico en antigüedad y calidad artística. Es de los pocos Pueblos-andaluces que puede presumir con suerte, de no haber perdido su patrimonio en el desastre de la contienda civil. La imagen del Cristo de la Pollinica está atribuida a Navas Parejo y se realizó a mediados del siglo XX, la del Cristo de la Columna está datada entre los siglos XVI y XVII, estando adscrita al Círculo de Pablo de Rojas. Jesús Orando en el Huerto, es una imagen de vestir de la escuela granadina del siglo XVII; Jesús Preso también está datado a comienzos del XVII y la de Jesús Nazareno, talla completa de finales del siglo XVI está atribuida a Pablo de Rojas. El Cristo de la Expiración también está datada entre los siglos XVII y XVIII, mientras que la del Dulce Nombre es un nazareno del siglo XVII atribuido a Pedro de Mena. El Cristo de la Misericordia es del siglo XVI, el Cristo de la Humildad de finales del XVI de la escuela antequerana y el Cristo del Descendimiento o del Santo Sepulcro es una obra del imaginero antequerano Diego de Vega, de 1578. En cuanto a las Vírgenes, tenemos la Virgen de la Victoria de 1986, la de María Santísima del Amparo, María Santísima del Amor y de la Sangre; y la de la Virgen de los Dolores, son imágenes atribuidas al siglo XVII. La talla de la Virgen de la Paz está datada a finales del siglo XVI y la de la Soledad está especialmente documentada en 1578, siendo obra del imaginero antequerano Diego de Vega. Otra imagen que tiene especial devoción en Archidona es la del “Niño Chiquito” o el “Niño de la Bola” que es
una obra anónima del siglo XVIII. Otro de los aspectos destacados de la Semana Santa de Archidona es el legado cultural que ha sabido mantener en sus procesiones, huyendo de la “globalización” de otras corrientes andaluzas. Así nos encontramos con costumbres propias como la de la Cofradía de “Las Caídas” en la que el cortejo procesional se arrodilla durante 3 veces al toque de un trompeta; el abandono de los discípulos en “La Huida del Apostolado”, o el “Encuentro” momento álgido de Archidona en la famosa Plaza Ochavada, marco de una belleza incomparable y que concita a cientos de personas en el emotivo encuentro entre la Virgen de la Soledad y su Hijo muerto. Otras tradiciones significativas son la “Embajada del Ángel o Embajá” de la Cofradía del Huerto o el “Sermón del Descendimiento” que hasta 1958 se escenificaba en la Parroquia de Santa Ana y que desde hace unos años se ha vuelto a recuperar, aunque con menos teatralidad.
·         Cruces de Mayo. La fiesta de la Santa Cruz que celebra el calendario cristiano el 3 de mayo y que conmemora el hallazgo de la Cruz de Cristo por parte de Santa Elena, es una de las festividades con mayor calado histórico de Archidona. Sus antecedentes se remontan a principios del siglo XVI y están ligadas con la Hermandad de la Vera Cruz. Es tradición que se organice un Concurso de Cruces infantiles que organiza el Ayuntamiento y que se haga una procesión con dichas cruces que va desde el Paseo de la Victoria hasta la Plaza Ochavada.
·         El Día de la Oruga. Se celebra el primer domingo del mes de mayo y está dedicada a festejar el recuerdo de un milagro que hizo la Virgen de Gracia en 1743, cuando libro de una epidemia de orugas que asolaba los campos de Archidona. Destaca el momento solemne de la procesión de la Virgen de Gracia en el interior del recinto amurallado de la antigua Villa Alta.
·         Fiesta de San Isidro Labrador. Su celebración tiene lugar en el entorno de las pedanías de
Huertas del Río y Salinas, estando dedicado al patrón de los hombres del campo San Isidro. El 15 de mayo se organiza una romería, aunque durante varios días también organizan fiestas patronales con actividades lúdicas, festivas y culturales.
·         Feria del Perro. Es uno de los acontecimientos más esperados del calendario festivo de Archidona. Tiene lugar a finales del mes de mayo y se organiza desde 1993. Está reconocida como uno de los eventos más importantes de la Península Ibérica que está relacionado con el mundo del perro y la caza. Concursos caninos, exposiciones nacionales del podenco andaluz, exhibiciones de adiestramiento… y un largo etcétera de actividades en las que no faltan la feria de compra-venta, degustaciones y muestras de artesanía popular. Está reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía.
·         Corpus Christi. También conocida como la fiesta del “Día del Señor” se celebra el domingo siguiente a la celebración religiosa. Es tradición que a lo largo del casco antiguo de Archidona, se preparen distintos altares con motivos religiosos y que la Santa Custodia en procesión vaya recorriendo el pueblo para impartir la Bendición. En la comitiva, además de personalidades civiles, religiosas, cofradías y asociaciones culturales, también acompañen todos los niños que han recibido la Primera Comunión en el año.
·         Fiesta de San Antonio. Se celebra en el barrio de San Antonio el día 13 de junio, destacando la posesión del Santo y de la Virgen de la Cabeza por las calles del antiguo ejido de la Villa. También se organiza una verbena popular y se instalan casetas.
·        
       Fiesta de San Aurelio. Es una fiesta de la pedanía de la Estación-La Romera, organizándose el 27 de julio. Destaca el momento de la procesión del Santo por las calles de la barriada, al tiempo que se organizan actividades culturales en la que tiene un papel importante el concurso de macetas.
·         Feria de Agosto. El 15 de agosto se celebra el Día de la Patrona, la Virgen de Gracia. En torno a una de las fechas más esperadas del calendario anual, se organizan la Feria de Archidona. Además de las funciones religiosas en honor a la Virgen, tiene lugar la Romería y el completo programa de feria con actividades culturales, festivas y deportivas tanto en la Feria de Día como en la de Noche en el recinto ferial. La feria de agosto tiene sus orígenes a comienzos del siglo XIX, en la feria de ganado y de mercancía que autorizó el Rey Fernando VII el 5 de agosto de 1816, documento que se conserva en el Archivo Histórico Municipal de Archidona. Otro momento especial es el que se vive con la Bajada de la Virgen desde su Santuario hasta la ciudad.
·         Navidades y Reyes. El tiempo de las navidades, ocurre en Archidona como en la mayoría de Pueblos-andaluces. Son fiestas entrañables en las que se imponen los momentos de encuentro, compartir y vivir emociones cercanas. La Misa del Gallo se vive de manera especial en el Convento de las Mínimas o en la Parroquia de Santa Ana, mientras que en el aspecto cultural tenemos los conciertos de Navidad y Año Nuevo como momentos más esperados. La tradicional Cabalgata de los Reyes Magos, da por finalizadas las fiestas con una explosión de ilusiones, regalos y lluvia de caramelos.
Naturaleza

El entorno natural de Archidona te ofrece la oportunidad de disfrutar de innumerables alternativas saludables y de tiempo libre. La Reserva Natural Lagunas de Archidona es un humedal de origen endorreico que ocupa más de 6 hectáreas de zonas protegidas, constando de dos lagunas: La Laguna Grande y la Laguna Chica. Existen diversas rutas  como la de la Sierra de Archidona (Cueva de las Granjas) con 9.750 metros de trazado circular, la de la Hoz de Marín con casi 14 kilómetros lineales o la de las Lagunas de Archidona. En definitiva, Archidona, tiene mucho que ofrecerte tanto en el aspecto cultural, festivo y de actividades saludables. Para terminar nuestro recorrido por la ciudad y tal como es habitual en nuestras visitas de Andalucía, os dejamos con un Vídeo. Si te suscribes podrás ayudarnos a seguir recorriendo cada uno de los Pueblos-andaluces. Gracias.






No hay comentarios:

Publicar un comentario