sábado, 25 de junio de 2016

Guaro (Málaga)


Guaro en Pueblos-andaluces. Es una localidad malagueña que pertenece a la comarca de la Sierra de las Nieves y que tiene una extensión superficial de 22,4 kilómetros cuadrados. Está situada a 343 metros sobre el nivel del mar y su población, según el censo del año 2015, asciende a 2.060 habitantes.  La ubicación estratégica de la Villa de Guaro ha sido desde la antigüedad una encrucijada de caminos entre la Costa del Sol, Málaga y la Sierra de las Nieves, ofreciendo en la actualidad unas buenas vías de comunicación con el resto de localidades vecinas. Málaga, la capital de la Costa del Sol, se encuentra a tan sólo 44 kilómetros de distancia y las playas mediterráneas a unos 20 kilómetros, aproximadamente.
El gentilicio de sus vecinos es “Guareño”. La orografía de su terreno está condicionada por los numerosos manantiales y por las aguas del Rio Grande. Aunque la actividad económica sigue dependiendo de la agricultura, ésta ha perdido su peso en los últimos tiempos. Perdura la antiquísima tradición olivarera basada en la explotación de pequeñas parcelas, similar a la del cultivo ecológico y la de los almendros que cada año nos ofrece una estampa única de los almendros en flor en la Sierra de las Nieves. En los últimos años, desde el Ayuntamiento de Guaro, se ha impulsado el patrimonio natural, cultural y turístico de la localidad a través del proyecto “Guaro Villa Cultural”.
El éxito alcanzado y la enorme difusión del Festival de la Luna Mora de Guaro, hizo que hoy se puede disfrutar de uno de los Auditorios al aire libre más grandes de la provincia de Málaga. La ciudad medieval denominada "Guaro el Viejo" se situaba a los pies de un castillo árabe en las inmediaciones del pueblo actual que recorre la falda del cerro y que nos ofrece un conjunto escalonado de viviendas blancas que se adaptan a la topografía del terreno.
Historia
Aunque existen referencias más antiguas, el primer asentamiento data de la época árabe y estuvo en el lugar conocido como Guaro el Viejo, a los pies de una torre que formó parte de la cadena de torres y castillos del valle del Guadalhorce. El municipio fue conquistado por los Reyes Católicos en 1485, estando documentado que en 1491 el alguacil morisco era Hamed Hazá.

Guaro pasa a ser villa en 1641 mediante el privilegio que le concede Felipe IV, quien, al mismo tiempo, crea el  Condado de Guaro, concediéndole el título a don Juan Chumacero Sotomayor y Carrillo Lasso de la Vega, caballero de la orden de Santiago, en el día 8 de septiembre de  1648, por Real Despacho de 28 de septiembre de 1648. Según Los Anales de Granada de Henríquez Jorquera, manuscrito del XVII, traducción de Antonio Martín Ocete, Granada 1934, Tomo I, página 171, Guaro tenía 120 vecinos. En el Catastro de Ensenada del año 1752, se desarrolla un interrogatorio a todos los vecinos con un total de  40 preguntas. La segunda pregunta concierne al Conde de Guaro y dice así: “Si es de Realengo, u de Señorío; a quién pertenece; qué derechos percibe, y quánto producen”. La respuesta es: “A la segunda dijeron que esta villa es de Señorío y pertenece al Excelentísimo Señor Conde de Castro Ponce, del Arco y Guaro, y que  percibe diferentes censos perpetuos y rentas sobre casas y tierras, no con cota fija sino según el tiempo de las acciones”.  En ese mismo Catastro se dice que el Conde de Guaro no reside en la villa y que tiene un administrador que reside en Málaga y se llamadon Gregorio Somoza. Se le manda al Conde que presente relación de títulos (que es lo que hacemos en este capítulo) para
analizar las: alcabalas, tercios, diezmos y oficios que le corresponde. Todo ello esta enajenado. El resto de la historia de la villa de Guaro es bastante común al de otros pueblos-andaluces de la Serranía de Ronda, siglos convulsos del XIX con hambrunas, epidemias y terremoto, junto al comienzo bélico del siglo XX con posterior restablecimiento de la democracia a la muerte del generalísimo Franco. Hoy en día, la villa de Guaro, vive momentos esperanzadores con una apuesta decidida por el turismo sostenible y la cultura.


Monumentos y lugares de interés
  • Ermita de San Isidro. Es una construcción moderna, realizada en 1992, que responde a los modelos típicos de pequeñas ermitas andaluzas y que acoge en su interior a la imagen titular. Está situada a orillas del río Grande, celebrándose en su entorno la romería tradicional en honor a San Isidro Labrador, patrón de los agricultores.
  • Ermita del Santuario de la Cruz del Puerto. Es una pequeña ermita que está situada a unos 500 metros, más o menos del centro del pueblo. Se ubica en el punto en el que antiguamente eran esperados los emigrantes tras largas temporadas de ausencias por motivos laborales. En su interior acoge a la venerada imagen del Cristo de Limpias. Todos los años, el día 3 de mayo, fiesta de la Cruz, se organiza una procesión desde el pueblo para conmemorar la festividad. Aunque la ermita se construyó en el siglo XVIII ha sufrido diversas reformas, habiendo sido recientemente restaurada. Desde su ubicación puedes disfrutar de unas magníficas vistas de Guaro y otras localidades vecinas de la Sierra de las Nieves.

  • Iglesia de San Miguel Arcángel. Es una construcción del siglo XVI que fue reformada en el siglo XVII y que tuvo que ser reconstruida tras la guerra civil española de 1936. En su estructura de cruz latina sin naves laterales, destacan las columnas toscanas de la portada y la hornacina con la imagen titular de San Miguel. Igualmente interesantes son la torre campanario de tres cuerpos y el arco de medio punto.
  • Museo Etnográfico del Aceite. Se encuentra en el mismo
    edificio que la oficina de turismo, habiendo sido construido dentro del Plan de Dinamización Turística de la Sierra de las Nieves. Sus instalaciones están distribuidas en un antiguo molino de aceite, denominado como el Molino de Guaro. Durante la visita puedes observar los utensilios y maquinarias que eran utilizadas para la extracción del aceite. Igualmente tienes el Museo Molino de Marmolejo, ubicado en la calle Málaga y en el que también se expone parte de la maquinaria que se utilizaba para su funcionamiento. 
  • Auditorio de la Luna Mora. Tiene capacidad para 1.800 personas y es la gran apuesta de Guaro por la cultura. Sus instalaciones están repartidas sobre una antigua era. Cada año alberga, entre otros actos el Festival de la Luna Mora.


Gastronomía
En Guaro al igual que en el resto de los pueblos-andaluces de la Sierra de las Nieves, la gastronomía tiene su fundamento en una larga tradición de siglos. Sus recetas han sabido conjugar la magnífica materia prima de su entorno con la dieta alimentaria en función de la estacionalidad. En primavera, son frecuentes los guisos con hieras aromáticas como los hinojos, espárragos, tagarninas y collejas. Durante todo el año se pueden degustar las ollas serranas y los diversos potajes de garbanzos, y, entre las carnes, los guisos de conejo y la amplia variedad de platos y embutidos procedentes del cerdo. En el pueblo tienes varias opciones, os dejamos con un Vídeo de nuestro paso por Venta Gallardo.

Fiestas y tradiciones populares
  • Cabalgata de Reyes. Como es habitual en la casi mayoría de Pueblos-andaluces, la tarde-noche previa a la epifanía del Señor del 6 de enero, se organiza una Cabalgata con los 3 Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar. 
    Durante el recorrido es típico que sus majestades tiren caramelos a los niños y que a la finalización de la Cabalgata, en el Salón de Usos Múltiples, los más afortunados puedan recoger de manos de los reyes sus regalos.
  • Carnaval. El fin de semana más próximo al 28 de febrero, fiesta de Andalucía, se celebran los carnavales en Guaro. Después de unas semanas de preparación, las distintas agrupaciones carnavalescas dan rienda suelta a su imaginación con disfraces y comparsas. Destaca el fin de fiesta del pasacalles, en el salón de usos múltiples del Ayuntamiento, en el que son elegidos el mejor disfraz y la agrupación que ha sobresalido por sus ocurrencias. Se celebran tanto la versión de adultos como otra dedicada a los más pequeños.
  • Semana Santa. Como en tantos pueblos de Andalucía, la Semana Santa, es una de las celebraciones más importantes de Guaro. Durante la semana mayor se celebra la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Las distintas procesiones discurren por el casco antiguo, acompañadas de un gran fervor popular. 
    Las pendientes calles y los escondidos rincones les confieren un especial atractivo, además del intrincado callejero, que requiere una gran habilidad por parte de los cargadores del trono. El día grande de esta fiesta es el Viernes Santo en el que tradicionalmente se celebra el popular “Encuentro” en la plaza de la Constitución. Todos los vecinos y visitantes están presentes en este momento, en el que se respira un ambiente lleno de emoción. El Domingo de Ramos se procede a la bendición de las palmas y las ramas de olivo y a continuación la procesión. El Jueves Santo por la tarde salen Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, por la noche la Crucifixión del Señor. El Viernes Santo por la mañana Jesús Nazareno, Crucifixión y la Virgen dolorosa. Por la tarde Sepulcro y la Virgen de los Dolores, Por la noche la Soledad. La historia de la Semana Santa de Guaro es antiquísima existiendo datos que nos confirman que en 1650 había 3 cofradías en la villa: Cofradía del Santísimo, Nuestra Señora del Rosario y la de la Vera Cruz. También se sabe que durante la dictadura de Primo de Rivera se celebró en alguna ocasión la representación en vivo de la Pasión del Señor. En cuanto al valor artístico de las imágenes tenemos que decir que todas son nuevas tallas de 1942 en adelante, a excepción del Niño Jesús y la imagen de San Miguel que son anteriores.
  • Festival de Gastronomía. Se celebra el día 1 de mayo, fiesta nacional del Día del Trabajo. Tiene por finalidad promocionar la gastronomía de la Villa de
    Guaro. Durante la jornada se reparten degustaciones gratuitas de recetas típicas de la localidad como el “galipuche”. Igualmente hay puestos de artesanos de la Sierra de las Nieves, se organiza el día de la Tapa y hay actuaciones musicales en directo.
  • Romería de San Isidro. Se celebra durante los días 14 y 15 de mayo, fiesta de San Isidro Patrón de los agricultores. La Romería comienza en pleno centro del pueblo, concretamente en la fuente de San Isidro y se dirige a la ermita de San Isidro junto al río Grande. Destaca la paella popular que se prepara todos los años y la solemne misa tras la cual se traslada al Santo en carreta hasta Guaro.
  • Feria de Guaro. Son las fiestas mayores del pueblo y se celebran durante el último fin de semana del mes de agosto. Al igual que otras ferias de pueblos-andaluces, sus orígenes provienen de las antiguas ferias de ganado. Hoy en día prima el ambiente festivo con actuaciones musicales en directo, juegos y actividades culturales.
  • Las Mayordomas. Se celebra los días 7 y 8 de diciembre, en honor a la Virgen Inmaculada Concepción, patrona de Guaro. 
    Son unas fiestas que se remontan a 1854, siendo habitual desde entonces elegir a varias muchachas con una edad entre los 14 y los 16 años como Mayordomas de la Virgen. Entre otras tareas, se encargan de arreglar la Iglesia con adornos florales y el cuidado de la imagen durante el año siguiente. Destaca el momento de la solemne procesión de la Virgen por las calles de Guaro, acompañada por sus Mayordomas. Como colofón de las fiestas castillo de fuegos artificiales y cántico en su honor.
  • Belén Viviente. En los días previos al nacimiento del Niño Jesús, es costumbre representar en Guaro un Belén Viviente. En el acto participan más de 40 vecinos de la villa  que con gran realismo representan una obra teatral en la que dan vida a personajes históricos como los Reyes Magos, la Virgen, San José y el Niño Jesús. También participan ángeles, artesanos y pastores que acuden a la adoración del niño Jesús.

  • Día del Almendro. Se celebra a finales del mes de enero, aprovechando el momento en el que están en flor los almendros de la Sierra de las Nieves y que ofrecen una de las más bellas imágenes de la provincia. Durante la jornada que tiene como objetivo promocionar el fruto y sus derivados, se organizan todo tipo de actividades culturales, gastronómicas y festivas. También hay paseos rurales por los almendros en flor y en los que guías especialistas nos informan de la naturaleza.
  • Festival de la Luna Mora. Es una de las fiestas más singulares de la provincia de Málaga. Se celebra durante el mes de septiembre, en varios fines de semana. La programación del festival incluye conciertos de música andalusí, sefardí y andaluza, así como
    representaciones de teatro, exposiciones, talleres, degustaciones, danza del vientre y zoco morisco de artesanía, todo iluminado tan solo con la Luna y veinte mil y una velas. Las actividades se desarrollan en haimas y en las calles del caso antiguo del pueblo. Durante el festival se rescatan platos de antiguos manuscritos de cocina andalusí, acompañados de la gastronomía tradicional andaluza y de música y danzas árabes. Además, hay cuentacuentos, que narran a los niños los cuentos más conocidos de la tradición árabe sobre reinos nazaríes y ciudades de oriente y pasacalles medievales que los introducen en las costumbres de la Andalucía musulmana. Con la única iluminación de la luz de más de 20.000 velas, distribuidas por el casco antiguo, la música arábigo-andalusí-sefardí toma las calles y plazas de esta villa en las cuales se puede oír en directo la música que se oía hace cinco siglos en este lugar. En la plaza principal el zoco medieval de artesanos iluminado sólo con velas, venden desde primeras horas de la mañana hasta la madrugada, productos artesanales. Vestidos a la antigua usanza morisca, ofrecen su mercancía invitando a los asistentes a tomar repostería morisca acompañado de té verde.

Naturaleza
El término de Guaro forma parte de la comarca Sierra de las Nieves y se integra también en la Reserva de la Biosfera del mismo nombre. Su gran diversidad biótica y abiótica modelada desde la prehistoria por el ser humano le valieron este galardón, otorgado en 1995 por la UNESCO. Entre las formaciones vegetales domina el matorral compuesto por enebro, retama, coscoja, jara, palmito, matagallo, romero y ahulaga. En la mayoría de los casos se trata del resultado de la degradación del antiguo bosque, que sufrió durante siglos la saca de leña para combustible y el clareo para el fomento de pastos.
El bosque lo conformaban especies llamadas “nobles”, debido a la calidad de su madera: alcornoque, encina y quejigo. Hoy encontramos testimonios de esta vegetación originaria en forma de pies aislados y de bosquetes, que aún perduran en terrenos de difícil acceso o con fuertes pendientes, tales como cumbres, laderas y barrancos escarpados. Por otro lado, en algunas zonas crecen pinares de tipo carrasco o resinero, que son el resultado de repoblaciones forestales realizadas en la segunda mitad del siglo XX. El valle del Río Grande que nace en pleno corazón de la Sierra de las Nieves nos presenta un elevado interés ambiental, existiendo en su entorno numerosas rutas de senderismo o para realizar en bicicleta. Al existir agua durante todo el año en su cauce, es de los pocos lugares que aún conserva a la nutria como una de sus especies más destacadas. Igualmente podemos observar garzas reales, garcillas, anguilas y otras especies animales. La Sierra de las Nieves y el término de Guaro pueden recorrerse por numerosos caminos pertenecientes a la red de Senderos de Pequeños Recorrido (PR) y de Gran Recorrido (GR). El GR que une Ronda con la Costa del Sol atraviesa el término de Guaro de norte a sur. Entre las rutas homologadas también figuran dos para bicicleta de montaña (BTṬ), las cuales unen Guaro con Alozaina y Monda.
Recuerda que si te suscribes, puedes estar al tanto de todas nuestras noticias. Para finalizar nuestro recorrido por las tierras de Guaro, y tal como es habitual en nuestras visitas por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias y saludos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario