name='google-site-verification'/>

viernes, 18 de diciembre de 2015

Alpandeire (Málaga)


Pueblos-andaluces de visita a Alpandeire, en la provincia de Málaga. Está ubicado en la comarca de la Serranía de Ronda, a 701 metros sobre el nivel del mar, en las estribaciones de la
Sierra Jara-Estepa. Tiene una extensión superficial de 31,2 kilómetros cuadrados y su población, según el censo del año 2014, asciende a 269 habitantes. El gentilicio de los nacidos en Alpandeire es “panditos”. Ronda se encuentra a 17 kilómetros de distancia y Málaga a 127 kilómetros, aproximadamente. La orografía del término municipal de Alpandeire, se encuentra repartida en dos zonas diferentes, por un lado tenemos la parte norte menos poblada de árboles y en la zona sur con abundante caudal de agua debido a la cercanía del río Genal.

Historia
La historia de Alpandeire, al igual que la de otros muchos Pueblos-andaluces nos ofrece ciertas dudas científicas sobre su datación. Existen unas cuevas en el Cerro del Castillejo que debieron
ser ocupadas por el hombre en la prehistoria. También encontramos dólmenes como los de Encinas Borrachas y el de Montero. Algunos historiadores también relacionan la fortaleza de Ambareg con Alpandeire, concretamente con el Cerro del Castillejo. La estructura urbanística se asemeja a la época árabe, encontrándonos algunos textos que nos referencian en el año 711 la villa de Alpandeire o Pandeire como uno de los primeros lugares en los que se asentaron los musulmanes en la serranía de Ronda y que tenía bajo su protección los poblados de Pospitar y Audalazar. Durante la rebelión morisca del siglo XVI, Hamet el Zegri se refugió en la fortaleza de Alpandeire. Tras la reconquista es Felipe II, el que ordena poblar Pandeire y los anejos de Pospitar y Audalazar que se habían abandonado tras la expulsión morisca con castellanos
procedentes de Antequera y Jimera, principalmente. Incluso en sus tiempos de mayor esplendor jamás llegó a alcanzar Alpandeire una población superior a los 1.500 habitantes. La primera construcción que se realiza y tal como era habitual tras la reconquista, es una Iglesia que estaría situada en lo que hoy es la plaza. Más tarde, a finales del siglo XVII, una señora pudiente de lugar, muy rica y con fama de santa “La Tía Florita” solicita, gestiona y consigue la construcción de la Iglesia actual que nos sorprende por sus grandes dimensiones. La que es conocida como la “Catedral de la Sierra” se edifica en 7 años y según nos cuenta la tradición participaron hasta los niños del pueblo acarreando los materiales. Es en el siglo XIX cuando nacen en Alpandeire dos personajes que marcarán el futuro del pueblo. Por un lado tenemos al historiador y defensor de las tradiciones malagueñas D. Diego Vázquez Otero y por el otro, a Fray Leopoldo de Alpandeire. Sin duda, la figura clave
en el desarrollo de la localidad y por la que es conocida internacionalmente Alpandeire. El fraile capuchino Fray Leopoldo, nació en Alpandeire el 24 de junio de 1864 y falleció en Granada en 1956. Fue declarado Beato por la Iglesia Católica el 12 de septiembre de 2010. Permaneció de forma ininterrumpida en la capital de la Alhambra entre 1914 y 1956. La mayor parte del tiempo desempeñó la función de fraile limosnero, lo cual le obligaba a recorrer la ciudad a pie y entrar en numerosas viviendas solicitando donativos. Poco a poco su figura fue haciéndose popular, de modo que numerosas personas solicitaban su consejo o intermediación, siendo conocido como "el humilde limosnero de las tres Ave Marías", porque así eran las oraciones que dedicaba a quienes le pedían su bendición. Sus restos mortales descansan en la cripta de la iglesia de los Padres Capuchinos de Granada desde que falleció el 9 de febrero de 1956. A continuación reproducimos el texto de la Carta Apostólica de Beatificación dada en Roma, junto a San Pedro el día 8 de septiembre del año del Señor 2010, sexto del pontificado de Benedictus, PP. XVI: “Nos, acogiendo el deseo de Nuestro Hermano Francisco Javier Martínez Fernández, Arzobispo de Granada, así como de otros muchos hermanos en el Episcopado y de numerosos fieles, después de haber consultado el parecer de la Congregación para las Causas de los Santos, con Nuestra Autoridad Apostólica, concedemos que el Venerable Siervo de Dios Leopoldo de Alpandeire, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, que testimonió el misterio de Jesucristo crucificado con el ejemplo y la palabra, al ritmo humilde y orante de la vida cotidiana y compartiendo y aliviando las preocupaciones de los pobres y afligidos, de ahora en adelante pueda ser llamado Beato y que se pueda celebrar su fiesta en los lugares y, según las normas establecidas por el Derecho, el 9 de febrero de cada año, día de su nacimiento para el cielo. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.


Gastronomía
La cocina de Alpandeire, a semejanza de la de otros pueblos del Valle del Genal de su entorno, es rica y variada. Sus recetas se adaptan a la estacionalidad, así en primavera son típicos los guisos caseros con hierbas aromáticas como el hinojo, los espárragos trigueros, collejas y las tagarninas. Para el resto del año y particularmente durante el invierno, se pueden degustar los
potajes serranos, los embutidos y los guisos de conejo. En cuanto a los postres y haciendo gala de sus reminiscencias moriscas, nos encontramos una afamada repostería que se elabora a la manera artesanal. Entre otros platos típicos están los borrachuelos, el conejo al ajillo, el gazpacho caliente, el cordero en salsa de tomate y flores con miel… Bar el Tapeo, Juhisa, restaurante La Casa Grande de Alpandeire, Bar el Club o la Casa del Llanete son algunas buenas opciones para disfrutar de toda su gastronomía.
Monumentos y lugares de interés
·         Casa Natal de Fray Leopoldo. Como hemos apuntado en el apartado de la historia de Alpandeire, si existe una figura que ha dado esencia al pueblo ese es el Beato Fray Leopoldo de
Alpandeire. La casa natal en la que nació el 24 de junio de 1864, se ha convertido en un museo en el que puedes disfrutar de objetos, pertenecías y recuerdos del Beato. También existen dependencias de la casa que recrean el estado original en el que se encontraba la vivienda en el siglo XIX. Igualmente puedes comprar recuerdos y objetos del devocionario popular que están dedicados a uno de los “Santos” más populares de Andalucía.
·         Dólmenes de Encinas Borrachas. Se trata de un conjunto de enterramientos megalíticos que está compuesto de al menos 5 individuos. Están datados en el tercer milenio antes de Cristo y posiblemente corresponderían a pastores que transitaban desde la depresión de Ronda al Valle del Genal.
·         Iglesia de San Antonio de Padua. Es una construcción de mediados del siglo XVI que sorprende por sus grandes dimensiones, no en vano es conocida como la “Catedral de la Serranía”. Es de planta basilical y consta de 3 naves que están separadas entre arcos de medio punto sobre pilares. En la portada tiene dos campanarios octogonales con tejadillos de teja morisca y en la cripta nos sorprende con las famosas momias de Alpandeire, cuerpos momificados de un matrimonio que colaboró en la construcción del templo. En la pila bautismal de la Iglesia recibió el bautismo Fray Leopoldo.

·         Antiguo Pósito. Es una construcción del siglo XVII que en la actualidad se utiliza como centro cultural y que era utilizado en un primer momento para guardar los cereales durante las épocas de carestía.
·         Estatua de Fray Leopoldo. Es un homenaje al personaje más querido de Alpandeire. Fray Leopoldo nació en el pueblo en 1864 y marchó a Granada a la edad de 33 años para profesar la
Fe en el convento capuchino. El monumento que nos presenta la figura del Fraile dando limosnas a un niño, está situado a las afueras del pueblo, en la carretera que va a Faraján. Todos los años, el 24 de junio, recordando la fecha en que nació se organiza una procesión con la Virgen desde la Iglesia hasta el monumento de Fray Leopoldo.
Fiestas y tradiciones populares
·         El Niño del Huerto. Es una de las fiestas con más tradición de Alpandeire y tiene lugar el Domingo de Resurrección. Se saca en procesión la imagen del Santo Niño que es la única que se pudo conservar tras la guerra civil española y que acompaña a la Virgen. Durante la procesión es típico que hombres y mujeres compitan con cantos y que para finalizar se haga la quema de Judas.
·         Fiestas de Fray Leopoldo. Tal como hemos ido apuntado, Alpandeire y su oferta turística, cultural y religiosa gira en torno a la figura del Beato Fray Leopoldo. El 24 de Junio, fecha en
la que nació en Alpandeire, se organizan diversos actos para rememorar al “Santo”. Es tradición que desde la Iglesia se saque en procesión a la Virgen María Auxiliadora que él tanto veneraba y que se vaya hasta el monumento en su honor. Para finalizar se hacen sorteos, regalos y otras dádivas de Fray Leopoldo.
·         Fiestas Patronales. Están dedicadas en honor a San Roque y se celebran en torno al día 15 de agosto. Es tradicional sacar en procesión al Patrón San Roque, imagen muy venerada del siglo XVIII por las calles principales del pueblo y que en la plaza principal se organice una verbena popular. También se preparan juegos, competiciones deportivas y otras actividades lúdicas.
·         Virgen del Rosario. Se celebra el 8 de octubre y están dedicadas en honor a la Patrona de Alpandeire, la Virgen del Rosario.
·         Semana Santa. En el aspecto histórico se sabe que hasta la guerra civil de 1936, había las siguientes Cofradías y Hermandades de Gloria: la Cofradía de los Caballeros del Santísimo Sacramento, la Hermandad de señoras de la Virgen de los Dolores, la Hermandad de la Patrona la Virgen del Rosario, la Hermandad de Ánimas, la Hermandad de la Inmaculada y la del Patrón del Pueblo San Roque. Durante la Semana Santa también se representaba la Pasión. El Jueves Santo salía Nuestro Padre Jesús con la cruz, en un recorrido que llegaba hasta el lugar llamado Calvario. El Viernes Santo por la mañana, Jesús
Nazareno atado a la columna  y por la tarde el Santo Entierro seguido por la Dolorosa, San Juan y Santa María Magdalena; a las 12 en punto de la noche teñía de luto riguroso la Virgen de la Soledad. El Domingo de Resurrección, fiesta grande salía la imagen del Niño Jesús, tradición de la que os hemos hablado anteriormente y que se mantiene como uno de los momentos más emotivos. La imagen actual del Niño es la única que se conserva tras la guerra civil española y es de la escuela andaluza del siglo XVIII. Las otras imágenes que se procesionan actualmente fueron adquiridas después del 36 y son de poco valor artístico: un Cristo Crucificado, una Virgen dolorosa y un Cristo yacente. Igualmente hay una advocación del Mayor Dolor que fue ejecutada en 1987 por el tallista sevillano D. Manuel Hernández León y que salía en la noche de Viernes Santo.

Naturaleza

El entorno natural de Alpandeire, está marcado por la Sierra de Jarastepar con 1425 metros de altitud y su pertenencia a la Serranía de Ronda. El paisaje contrasta por la rocosidad norte de las sierras y los terrenos abarrancados del sur. El puerto de montaña “Encinas Borrachas”, separa los valles del Genal y del Guadiario. Existen diversas rutas de senderismo en la zona, así como multitud de actividades que están relacionadas con los deportes al aire libre. Una de las rutas de senderismo más populares es la que va de Ronda a Alpandeire por Encinas Borrachas y el río Audalazar, pero también hay otros itinerarios que siguen los pasos del “Legado Histórico de Fray Leopoldo”. Para terminar nuestra visita a Alpandeire y tal como es habitual en nuestros recorridos por Andalucía, os dejamos con un Vídeo de Pueblos-andaluces. Gracias por suscribirte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario