sábado, 26 de septiembre de 2015

Benamocarra (Málaga)


Benamocarra es una localidad malagueña que está en la comarca de la Axarquía. Tiene una extensión superficial de 5,7 kilómetros cuadrados y está a 136 metros sobre el nivel del mar. La
población del municipio, según el padrón del año 2014, asciende a 3.029 habitantes. La arquitectura urbana corresponde a los elementos típicos de la época árabe con calles irregulares, estrechas y pendientes. Igualmente están presentes los típicos arcos de algunas viviendas y los patios interiores con flores. La estructura urbana está condicionada a las dos plazas principales, la del Calvario en la parte alta del pueblo y la de la Constitución junto a la Iglesia Parroquial. También la plaza que está dedicada al compositor natal D. Eduardo Ocón es uno de los puntos emblemáticos de Benamocarra. Otros accidentes geográficos de interés en el municipio son el valle del río Vélez, la Loma de la Quera, el río de Iznate y los arroyos de Jurado y Campanaja. Desde la cima del Cerro de la Jaula, auténtico mirador del pueblo, se divisan estupendas vistas de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, de los Montes de Málaga, de la Vega del Río Vélez y de la Costa Mediterránea. La capital malagueña y el aeropuerto internacional de Málaga están a unos 35 kilómetros, más o menos, mientras que Vélez Málaga está a tan sólo 5 kilómetros de distancia.
Historia
Al igual que en otros Pueblos-andaluces, los antecedentes históricos de Benamocarra se remontan a la época árabe. Tal como nos indica su denominación, su nombre derivaría del
término “hijos de Mukarran”. Con la toma de la ciudad de Vélez Málaga por los Reyes Católicos, otros pueblos del entorno también se rindieron al mismo tiempo, tal como le sucedió a Benamocarra. Según datos existentes de Benamocarra, en la rebelión morisca de 1568 que se inició en las Alpujarras, en esa fecha tenía un total de 115 vecinos, siendo la mayoría de origen musulmán. Después de la expulsión morisca de 1572, la población quedó muy mermada y tuvo que ser repoblada con cristianos procedentes de Puente Genil, Estepa, Antequera y otros núcleos andaluces, existiendo datos escritos de la relación nominal en el archivo municipal.
Uno de los edificios más singulares y antiguos de Benamocarra, es la Iglesia que se construyó en 1505 y que fue edificada por orden del arzobispo de Sevilla don Diego de Deza. Es de estilo gótico y consta de tres naves.  En torno a su edificación, al igual que en la mayoría de Pueblos-andaluces comienza a vertebrarse el municipio. Es a partir de principios del siglo XIX con el nacimiento de D. Eduardo Ocón Rivas en 1833 y la fundación de la Banda Municipal de Música
de Benamocarra, una de las más antiguas de Málaga, cuando comienza la especial afición de los benamocarreños a los sones. D. Eduardo Ocón Rivas nació en la calle Pilar de Benamocarra el 12 de enero de 1833, en el seno de una familia humilde. Comenzó su carrera musical muy joven en la Catedral de Málaga bajo la tutela del maestro de capilla Mariano Reig. Allí aprendió solfeo, armonía, contrapunto, fuga y composición; pero también aprende a tocar el órgano y el piano. En 1848 fue nombrado ministro del coro de la Catedral tras su petición de la plaza vacante que resultó de la renuncia que hizo D. Carlos León, labor a la que renunció mediante un acuerdo con fecha de 18 de enero de 1854 para dedicarse a la docencia, la composición y la organización e interpretación de actos musicales. Con 21 años, en el año 1854, obtiene por oposición la plaza de segundo organista de la Catedral de Málaga. En este puesto permanece hasta 1867 y en este período se dedica a componer obras como Motete al Santísimo (1854), Motete en Honor de la Inmaculada Concepción de María (1856) y Quam Pulchri Sunt (1856). Otras obras importantes son Cantata, compuesta en 1857 con motivo del nacimiento de Alfonso XIII y la zarzuela El grito español, en colaboración con el dramaturgo Ramón Franquelo. El Miserere es una obra religiosa y la Rapsodia andaluza Op.9, dentro de la corriente denominada "pintoresquismo musical", han sido destacadas producciones de Eduardo Ocón. Tras su marcha a París con 34 años, regresa a Málaga en 1870 y asume la dirección de la Sociedad Filarmónica de Málaga, fundada en 1869. Tras su fallecimiento en 1901, s nieta donó gran parte de su legado histórico a la Obra Cultural de Unicaja.
Gastronomía
Al igual que en otros pueblos de la comarca de la Axarquía, su cocina se basa en la excelente materia prima de sus tierras. Su proximidad al mar también le hace que en su gastronomía aparezcan recetas de pescados y mariscos, habiéndose incorporado en los últimos años la emergente producción de cultivos subtropicales como aguacates, chirimoyas, mangos y papayas. Entre las recetas propios de la Semana Santa destacan el potaje de bacalao, la tortilla de bacalao y el gazpacho frito, tortas hechas con harina, sal y vinagre que se fríen  y rebozan en azúcar.
En el pueblo y alrededores, hay diversas opciones interesantes para disfrutar de su rica cocina: Cerro la Jaula, El Comareño, El Romancero, Bar Porras o Posada de la Manuela, son sólo algunas de ellas. Os dejamos con un Vídeo de TOP Restaurantes Pueblos-andaluces en Posada de la Manuela.
Monumentos y lugares de interés
·         Casa Molino de Concha Collantes. Se trata de una casa que conserva los restos de un
antiguo molino del siglo XVIII que estuvo en funcionamiento hasta 1964. En su estructura destaca un patio empedrado en el que puedes ver las antiguas piedras de moler y las vigas de la molienda. Igualmente interesante son la bodega y los corrales en lo que se criaba el ganado, así como otras dependencias con ajuar doméstico, peroles y útiles de la cocina.
     ·         Ermita de San Isidro Labrador. Está erigida en honor al Patrón de los hombres del campo, San Isidro. Se construyó en tiempos del párroco Francisco Cañete Fernández.
    ·         Iglesia de Santa Ana. Es una construcción de finales del siglo XVI que está ubicada en la Plaza Eduardo Ocón. En su estructura que está dividida en 3 naves con arquerías y pilares, destacan los elementos mudéjares de sus techumbres y de forma ochavada. La torre campanario de base rectangular sigue el típico modelo mudéjar, aunque las diversas remodelaciones, especialmente la de mediados del siglo XX, le hicieron perder gran parte de su diseño original.

·         Monolito en homenaje a Eduardo Ocón. Se trata de un monolito  que está dedicado a D. Eduardo Ocón, nacido en Benamocarra en 1833 y que está reconocido como uno de los compositores musicales malagueños más importantes. A los 18 años logró el cargo de organista de la Catedral de Málaga,
lugar en el que moriría de pulmonía en 1901. En su dilatada trayectoria musical destacan las composiciones de órgano para 7 misas y numerosas salves, plegarias y corales. Amén de su gran Miserere y la Rapsodia Andaluza y la colección de Cantos Españoles.
·         Mosaicos. Durante nuestro recorrido por el casco antiguo de Benamocarra, podemos ir disfrutando de diversos mosaicos y cerámicas en las fachadas. Son un total de 12 reproducciones que hacen referencia a momentos singulares de la historia de la villa, a sus tradiciones populares y a su geografía.
Igualmente hay otros lugares de interés como el famoso Patio de Amalia, la Plaza del Calvario, conocida popularmente como el “Manolo”  o el Santo Chiquito.
Fiestas y tradiciones populares
·         La Pava (Domingo deResurrección). Al igual que en otros Pueblos-andaluces que es habitual que por San Marcos, en torno a día 25 de abril, los vecinos se vayan al campo, aquí en
Benamocarra esta tradición se realiza el Domingo de Resurrección. La fiesta es conocida popularmente como “La Pava” y los vecinos se concentran en un paraje junto al río Iznate. Además de degustar el tradicional hornazo, los benamocarreños pasan momentos distendidos entre bailes, alegrías y diversión.
·         Romería de San Isidro. El día 15 de mayo, fiesta del Patrón de los hombres del campo, se organiza una Romería. Todo comienza con una solemne función religiosa en honor a San Isidro para a continuación, realizar una romería hasta el “Coto Escolar” que está ubicado junto al río Vélez.
·         Fiestas Patronales. El tercer domingo del mes de octubre se organizan las fiestas patronales
de Benamocarra. Están dedicadas en honor al Cristo de la Salud, remontándose a la Edad Media su papel sanador en una epidemia y que originó su nombre popular. La solemne procesión que recorre las calles principales del pueblo, es uno de los acontecimientos más esperados en la comarca de la Axarquía. Previamente al mediodía, en la plaza del Calvario, se organiza una gran paella popular, mientras los grupos de coros y danzas interpretan los tradicionales bailes regionales. En la caseta oficial, además de las actuaciones musicales se corona a la Reina de las Fiestas y a sus Damas de Honor.
·        Día de la Música. Es una fiesta que está declarada de Interés Turístico Provincial y Premio
Progreso deAndalucía en la modalidad de Cultura. Tiene como finalidad homenajear y difundir la figura del ilustre compositor local D. Eduardo Ocón. Se celebra en el mes de septiembre, estando engalanadas las calles del municipio para recibir la visita de grupos. En la Iglesia de Santa Ana se organizan conciertos de música clásica, mientras que en la Plaza del Calvario es la música juvenil y el jazz, los encargados de dar colorido al pueblo. Igualmente se prepara un mercadillo de artesanía, productos típicos y manualidades. Otro momento especial es el fallo del jurado del premio internacional de pintura “Villa deBenamocarra”.

·        Semana Santa. La Semana Santa de Benamocarra se desarrolla en los siguientes días: Viernes Santo con la salida del patrón de la villa el Cristo de la Salud y la Virgen de los Dolores,
y el Domingo de Resurrección con la procesión del Resucitado para terminar con la Fiesta de la Pava. La historia de la Semana Santa de Benamocarra, al igual que en otros Pueblos-andaluces está condicionada con los terribles sucesos de la guerra civil española con la quema y destrucción de imágenes. Hasta el conflicto bélico salían el Crucificado de la Salud, la Virgen de los Dolores, el evangelista San Juan y un Santo Sepulcro que estaba atribuido a Pedro de Mena (1628-1688). La talla del Nazareno era convertible en la advocación de Jesús Cautivo, siendo de la siguiente manera como quedaban las procesiones de Benamocarra a principios del siglo XX: Jueves Santo, salían el Cautivo y la Virgen de los Dolores vestida de azul. Viernes Santo, Jesús Nazareno, San Juan Evangelista, Virgen de los Dolores vestida de negro, el Cristo de la Salud y el Sepulcro. Desgraciadamente todas las imágenes desaparecieron durante la guerra civil española, saliendo sólo la Virgen de
los Dolores tras los años cuarenta y hasta 1960.     Es a partir de 1988 cuando se vuelve a recuperar el sentimiento cofrade con las imágenes que había en la parroquia de Santa Ana, siendo primero la Virgen, después el Crucificado y por último el Resucitado a partir de 1990 con talla realizada por el granadino Antonio Barbero Gor. Las otras dos imágenes fueron realizadas por el genial artista D. Domingo Sánchez Mesa, en la década de los años cuarenta. Se sabe que la imagen primitiva del Cristo de la Salud que desapareció en 1936 era de reminiscencias góticas y que vestía una pureza de faldellín medieval. Las crónicas de aquellos momentos también mencionan la representación de la Pasión o Paso hasta la Guerra Civil.
      Para terminar nuestro recorrido por el bonito pueblo de Benamocarra, os dejamos con un Vídeo de nuestra visita a la localidad. Recuerda que todas las semanas continuamos recorriendo Andalucía en Pueblos-andaluces. Suscríbete y estarás al tanto de todo lo bueno que te ofrece una tierra y unas gentes hospitalarias. Gracias y saludos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario